Los malqueridos
29 junio, 2017
La tarántula y los tascalcuanes
30 junio, 2017

Identifican a presuntos homicidas de la activista Miriam Rodríguez

La activista por los desaparecidos, fue asesinada la noche del miércoles 10 de mayo en su casa, en San Fernando, Tamaulipas. Foto La Jornada

La Redacción

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas informó que identificó y solicitó orden de aprehensión contra cuatro presuntos autores materiales del crimen de la activista Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, asesinada el pasado 10 de mayo.

Dos están detenidos en las cárceles de Matamoros, y Topo de Chico de Nuevo León, acusados de otros delitos, y los otros están prófugos de la justicia y la dependencia ofrece un millón de pesos a quien proporcione información para localizarlos.

El procurador Irving Barrios Mugica dio a conocer también que dos reos del penal de Ciudad Victoria son investigados por la presunta autoría intelectual del homicidio.

Explicó que el 29 de mayo se obtuvo una orden de aprehensión por homicidio calificado contra Juan Manuel, El Aluche; Edwin Alain, El Flaco, Alfredo Misael y Erick Leonel, El Diablo, estos dos últimos recluidos en las prisiones antes citadas.

En conferencia de prensa en la capital del estado, informó que de acuerdo con la investigación, el crimen de la activista habría sido ordenado el 7 de mayo.

Alfredo Misael declaró que el 10 de mayo guió a los otros tres para que pudieran consumar el asesinato de Miriam Elizabeth en el fraccionamiento Paseo del Real, de San Fernando, y a través de él se pudo conocer la identidad de los demás sujetos.

La procuraduría estableció que el día de homicidio, alrededor de las 10:21 horas, la víctima cerró su establecimiento comercial, en el mercado municipal y desde allí fue seguida por los autores materiales hasta su domicilio.

Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, fundadora de un colectivo de búsqueda de personas desaparecidas en Tamaulipas. Desde 2012 se dedicó a localizar a su hija, Karen Alejandra Salinas Rodríguez, secuestrada en San Fernando.

A falta de apoyo institucional, dos años después halló los restos de su hija en una fosa clandestina y recopiló evidencias con las que comprobó ante las autoridades la responsabilidad de 16 personas en el secuestro y el homicidio de Karen Alejandra.

JSL
JSL