Critica Obama a FBI por difundir acción contra Clinton
2 noviembre, 2016
Colombia, en «progreso sustancial» con proceso de paz: Santos
2 noviembre, 2016

Incierto futuro de 20 mil agroproductores por falta de fondos

El problema de la falta de pago de los subsidios es en todo el país, señaló ANFA. Foto Cristina Rodríguez / archivo

Matilde Pérez U.

Ciudad de México. Agroasemex no ha entregado 400 millones de pesos a los productores de granos básicos y oleaginosas de las primas de seguro correspondientes a los últimos cuatro años, por lo que están en la incertidumbre más de 20 mil productores a pocas semanas del inicio del ciclo otoño invierno, dijo Elías Enrique Macías Vázquez, presidente de la Asociación Nacional de Fondos de Aseguramiento (ANFA),  constituida por 450 fondos de aseguramiento.

“La paraestatal argumenta que no tuvo recursos suficientes para cubrir la deuda; para nosotros no es válida su respuesta porque cambió arbitrariamente las reglas de operación y tras la helada de 2011, incrementó en 300 por ciento el costo de los seguros, es decir el pago pasó de 600 pesos a tres mil pesos por hectárea”, explicó.

Comentó que en Sinaloa, los costos de los seguros bajaron por la entrada de aseguradoras privadas, las cuales cobran mil 600 pesos por hectárea, el problema es que Agroasemex es la instancia gubernamental que otorga el 35 por ciento de los subsidios a las primas de los seguros y por eso los productores tienen que se aseguran con otra empresa tienen que “hacer fila y esperar para que se les otorgue el apoyo”.

El problema de la falta de pago de los subsidios de las primas es en todo el país, pues a los productores que no aseguran con la paraestatal se les trata como “si fueran de segunda, cuando todos somos iguales y todos requerimos del subsidio”, asentó.

Agregó que ante la suma asegurada se establece conforme a la zona de riesgo, y por ello es mejor que el gobierno impulse la creación de aseguradoras pero que también cambie las reglas de operación y los subsidios a las primas deje de manejarlas Agroasemex, pues “está presionando a los productores a que aseguren directamente con la paraestatal para acceder con mayor rapidez a las primas de aseguramiento”.

Presuntamente la paraestatal debe promover las mejores condiciones para los productores “pero  está haciendo lo contrario. Incluso su director Alberto J. Canseco García  canceló los grupos de trabajo entre autoridades y aseguradores que existían desde el inicio del seguro agropecuario social y privado e impuso reglas muy estrictas, detalles que ha complicado acceder a los subsidios”.

Ante la situación, los productores, asentó Macías Vázquez, “solicitamos dialogar con la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio Márquez, con los legisladores y con el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa.  Queremos contribuir para que las cosas vayan mejor en el área de aseguramiento, estamos dispuestos a cooperar, no queremos problemas sino soluciones. El seguro es la forma más barata de proteger a los productores, de otra forma se generan problemas sociales ya que en caso de pérdidas de cosechas por siniestros causados por fenómenos climatológicos, el gobierno tendrá que entrar a resolverlos, ¿para qué esperar que eso suceda?”

En su informe del primer semestre de  2015, Agroasemex apuntó que en 2014 no pagó 258.6 millones de pesos correspondientes a subsidios, de los cuales el 80 por ciento correspondieron a solicitudes presentadas por los fondos de aseguramiento, y el 20 por ciento a peticiones de las aseguradoras privadas. En dicho año, la superficie agrícola asegurada por la paraestatal fue de 2.1 millones de hectáreas.

El año pasado, agregó, aseguró 1.7 millones de hectáreas, es decir registró un declive de 19 por ciento, año en que también el presupuesto se redujo en 10 por ciento en comparación a 2014, al destinarse 27.2 mil millones de pesos al seguro agrícola; el monto para las primas también registró  un declive de 20 por ciento al pasar de dos mil 586.5 millones de pesos a dos mil 65.3 millones de pesos.