Tuffic Miguel se reúne con próximo director del IMSS, Germán Martínez
21 agosto, 2018
VAR exige árbitros «bien preparados»: ‘Piojo’
21 agosto, 2018

Indiferencia del Estado ante delitos contra migrantes: ONG

Durante la presentación del documento. Imagen tomada de @MontseNarro

Ana Langner

Ciudad de México. Ante delitos y violaciones de derechos humanos cometidos en contra de personas migrantes, el Estado Mexicano ha permanecido indiferente, denunció la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem), integrado por 23 albergues, comedores y organizaciones localizadas en 13 estados de la República Mexicana.

Al presentar el informe anual “El Estado indolente: un recuento de la violencia en las rutas migratorias y perfiles de movilidad en México”, Arturo González, coordinador del Servicio Jesuita a Migrantes en México, acusó al Estado mexicano de causar dolor y sufrimiento a este grupo poblacional: “se ha ganado a pulso el título de Estado indolente (…) Toda esta política migratoria es para cuidar las fronteras”.

El documento de la Redodem fue construido con base en entrevistas, registros y documentación de las personas migrantes, solicitantes de protección internacional, deportados, migrantes internos y desplazados que acudieron en 2017 a los espacios de atención humanitaria de este contingente.

En 2017 se registró y documentó el paso de 28 mil 288 personas migrantes por los albergues, comedores y organizaciones integrantes de la Red.

Según los hallazgos, Honduras continúa siendo el origen de las personas migrantes con 69 por ciento del total anual, nacionalidad seguida por El Salvador con 10.32 por ciento; Guatemala con 9.96 por ciento y México es el cuatro con una media de 8.26 por ciento.

En el trabajo de las organizaciones se da cuenta de un aumento en el flujo de menores de edad. Asimismo, se advierte que 46 por ciento de las niñas, niños y adolescentes registrados viajan no acompañados; este porcentaje aumenta a 72 por ciento en el caso particular de las niñas.

Según la pesquisa, las principales motivaciones de los migrantes que dejan su país de origen son la falta de oportunidades y la búsqueda de mejor calidad de vida. No obstante, la violencia generalizada y amenaza directa se colocan como la segunda causa de huída.

«Los principales delitos y violaciones de derechos humanos que se cometieron directamente en contra de las personas migrantes fue el robo (76.06 por ciento); lesiones (5.14 por ciento); extorsión (4.04 por ciento); secuestro (3.82 por ciento) y abuso de autoridad (2.9 por ciento).

En relación a los responsables de cometer los delitos, un 75 por ciento provino de particulares y 25 por ciento por fuerzas de seguridad del Estado.

De acuerdo con los hallazgos, en 2017, Estados Unidos seguía siendo el principal destino de las personas migrantes que transitan por nuestro país, sin embargo, el número de aquellos que refirió a México como destino, incrementó más del doble con respecto al 2016.

El año pasado, el número de casos donde México se identifica como país de destino, representó 28.51 por ciento, asimismo se observa que una tendencia de este grupo de personas a extender el tiempo de tránsito dentro de la República Mexicana.

JSL
JSL