Disminuirá actividad del Volcán de Colima
1 febrero, 2017
Reitera PRI llamado a oposición para acuerdo nacional
1 febrero, 2017

Interpone Rodrigo Medina denuncia en PGR por prisión

Rodrigo Medina estuvo internado sólo por unas horas en Topo Chico, ya que un ordenó su libertad inmediata por considerar que se violó la protección que la justicia federal le concedió. Foto Cuartoscuro

César Arellano García

Ciudad de México. El ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, interpuso una denuncia en la Procuraduría General de la República en la Ciudad de México contra quien resulte responsable por su privación ilegal de la libertad la semana pasada.

Alonso Aguilar Zinser, abogado del ex funcionario señaló que la querella la presentó en la oficina del subprocurador de delitos federales.

«Estamos denunciando hechos derivados de lo sucedido la noche del 25 y la madrugada del 26 de enero de imputación y vinculación a proceso del licenciado Medina. La denuncia pide que se investigue todo el entorno en la que se dio esta resolución. No estamos calificando hechos, no estamos imputando delitos que no nos corresponde, es el Ministerio Público el que tiene que valorar las conductas que en su caso considere constitutivas de delito y las personas que sean probables responsables o que hayan participado en los hechos».

El priísta Rodrigo Medina de la Cruz se convirtió en el primer ex gobernador de Nuevo León en pisar una prisión el jueves de la semana pasada, pero sólo estuvo en ella unas horas. El juez ordenó su libertad inmediata por considerar que se violó la protección que la justicia federal le concedió. El ex mandatario abandonó la cárcel minutos antes de las 23 horas.

Luego de una audiencia que comenzó a las 21 horas del miércoles y terminó a las 3:30 del jueves, un juez del fuero común lo vinculó a proceso penal por peculado y daño patrimonial por 3 mil millones de pesos.

La defensa legal del ex funcionario dejó en manos del Ministerio Público Federal la clasificación de los delitos. «Hubo varias conductas indebidas y en el transcurso de la carpeta de investigación iremos aportando los elementos necesarios para acreditar esas conductas indebidas».

Por su parte, Medina de la Cruz dijo que su detención es una persecución política, ya que no ha cometido «ningún delito. Continuaremos con la defensa de manera transparente y frente a la autoridad». Manifestó que a diferencia de otros ex gobernadores prófugos de la justicia él siempre se ha presentado a declarar.

«He estado dando la cara y acudiendo a todas las citas. No hay ningún elemento que haga presumir a alguien que estoy fuera del país o que no quiero atender el mandamiento de la autoridad judicial. Esto más bien tiene tintes de precisión política que esclarecer la verdad o llevar a cabo un juicio para saber si se cometió un delito o no. Pareciera que la finalidad es meter a Rodrigo Medina a la cárcel a cualquier costo, bajo cualquier argumento, de cumplir más bien de caracter político que judicial.

«Tal parece que si no funciona por un lado hay quedarle por el otro, y hay que seguir teniéndolo en juicio, audiencias, comparecencias para poder cubrir una agenda política. Nuestro nuevo modelo de justicia penal indica claramente la presunción de inocencia. Todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Hasta ahorita no he sido declarado culpable de ningún delito y aquí estoy. Seguiremos actuando en nuestra defensa para demostrarle a la gente de Nuevo León y México que no cometí ningún delito».

Por otra parte, el juez quinto de distrito en materia penal de Nuevo León otorgó un amparo a Humberto Medina Ainslie, padre del ex gobernador, para evitar que Fiscalía Anticorrupción lo detenga ya que se le acusa de presunto enriquecimiento inexplicable.