Acceso al agua, prioridad de Morena en el Congreso de la Unión, afirma candidata
2 mayo, 2018
Niega vocero petición empresarial a Peña para apoyar a Anaya
2 mayo, 2018

La gobernabilidad no admite negociación: Navarrete Prida

Alfonso Navarrete Prida (centro), secretario de Gobernación, acompañado de Joaquín Arrangóiz, vicepresidente ejecutivo de Grupo Salinas, y Édgar Pereda, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT). Foto: José Antonio López

Miriam Posada

iudad de México. El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que en México hacer valer la gobernabilidad no admite claudicación ni negociación, señaló que los niveles de violencia a los que ha llegado el país son «inadmisibles», y criticó que el Poder Legislativo no haya podido llegar a una definición sobre a qué nivel de gobierno o mando le corresponde hacer frente al crimen organizado.

«En el México actual hacer valer la gobernabilidad no admite ni claudicación, ni negociación, ni mucho menos allanarse a cualquier pretensión que tenga por objetivo romper la gobernabilidad que nos ha costado tanto trabajo lograr».

Durante la inauguración de la edición 59 de la Semana Nacional de la Radio y la Televisión, convocada por la Cámara Nacional de la Radio y la Televisión (CIRT), el funcionario dijo que este año están a prueba las instituciones mexicanas frente al proceso electoral y la inseguridad que se vive en México.

Dijo que como resultado del operativo Escudo Titán hay mil 300 detenidos, se han desmantelado células criminales y se han decomisado arsenales en Tamaulipas, pero «el combate al crimen organizado no es de un día para otro».

Ante los radiodifusores dijo que es «necesario tener claro los niveles de violencia que ha adquirido el país desde el año pasado, que son absolutamente inadmisibles, sobre todo en delitos violentos y particularmente en algunas regiones del país».

Destacó que «la sociedad no espera discursos, espera, merece y exige resultados». Atribuyó el incremento en la violencia a diversos factores, entre ellos las contradicciones que se han generado en los poderes públicos, particularmente en el Congreso de la Unión en dos espacios importantes como la identificación de qué niveles de gobierno tienen la responsabilidad de enfrentar problemas tan complejos como la inseguridad.

Si los municipios tendrían la responsabilidad de combatir la inseguridad o si tendría que haber mando único, mixto, combinado en distintos niveles y funciones y «sobre esto no hay una definición de país como tal».

Criticó que «el Poder Legislativo no ha podido encontrar una respuesta de nuestra arquitectura institucional y nuestra ingeniería constitucional a este planteamiento, de como se puede avasallar a una sociedad por crimen organizado en la célula fundamental que es el municipio».

Navarrete dijo que otro dilema para avanzar en el combate al crimen organizado es el hecho de que los gobiernos civiles «en donde no existe partido político alguno que tenga espectro nacional de representación, haya podido dar respuesta contundente al tema de la inseguridad, no existe».

Refirió que las instancias civiles han tenido que recurrir a las fuerzas armadas para hacer frente al crimen organizado, pero surge el cuestionamiento sobre el tema de convivencia de fueros en tiempos de paz.

«Si el fuero castrense en apoyo y auxilio de la seguridad pública puede convivir con el fuero civil en tiempos de paz, sin que esto genere en sí mismo riesgos y fricciones. Sin que el país tenga posibilidad en los próximos años de prescindir del apoyo de las fuerzas armadas en materia de resolver los problemas de seguridad pública».

Navarrete Prida dijo que en el proceso electoral está garantizada la seguridad de los candidatos y de los ciudadanos para que ejerzan su derecho al voto.

Dijo que este año se concursa el mayor número de cargos de elección popular en la historia de México, 18 mil, donde casi 7 millones de personas van a fungir como representantes de casilla, de partido o de autoridad para las distintas elecciones.

JSL
JSL