FGR atrae caso del ataque armado durante marcha feminista en Guaymas
26 noviembre, 2021
Catedral Metropolitana de SLP, sede de la clausura del Festival de Música Antigua y Barroca
26 noviembre, 2021

Las desapariciones forzadas en México con una impunidad casi total y estructural

Integrantes del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada en la Sala Digna Ochoa de la CNDH, el 25 de noviembre de 2021. Foto Pablo Ramos

Alonso Urrutia y Jessica Xantomila

Ciudad de México. Al concluir su visita a México el Comité contra la Desapariciones Forzadas de la Organización de Naciones Unidas, la jefa de la delegación Carmen Rosa Villa condenó que en México este delito “se registre con una impunidad casi total y estructural” que favorece la reproducción y el encubrimiento de los perpetradores. “En estas dos semanas las personas con las que conversamos nos transmitieron una imagen de una sociedad superada por el fenómeno, la impunidad sistémica y su impotencia ante la inacción de algunas autoridades”.

Villa aseveró que “es una necesidad impostergable porque se trata de una impunidad estructural que favorece la reproducción y el encubrimiento de las desapariciones forzadas. Superarla exige una estrategia integral del Estado para abordar sus múltiples causas: la ineficacia en la investigación de estos crímenes; una compresión desvirtuada de las fiscalías como una suerte de discrecionalidad que les lleva a negar su cooperación en la búsqueda; el traslado de la responsabilidad de investigar y aportar pruebas en las víctimas y un sistema procesal que aún conserva las inercias del pasado.

Durante la presentación de las conclusiones del CDF, la diplomática lamentó que la desaparición en México no sea un fenómeno del pasado, por el contrario se pudo constatar que es un problema vigente como lo indican que, a la fecha, el último reporte arroja 95 mil 121 personas desaparecidas de las cuales, enfatizó, cien de ellos ocurrieron durante su estancia en México en estas dos semanas. “Lamentamos constatar que se mantiene una situación generalizada de desapariciones en gran parte del territorio, frente a la cual imperan la impunidad y la revictimización”.

En Este contexto, Villa explicó que recibieron “información preocupante” sobre la existencia de un patrón de desapariciones forzadas en distintas partes del país que operan de manera simultánea “y evidencian escenarios de connivencia entre agentes estatales y el crimen organizado . A ello se suman las desapariciones forzadas cometidas directamente por agentes del estado”

Por ello, dijo, no se puede obviar que “la necesidad de que México adopte una política de prevención para erradicar la desaparición que involucre a todas las autoridades y haga efectiva los derechos de las víctimas a la verdad , justicia, reparación y derecho a la no repetición. No Se trata solo de víctimas sino que es un problema de la sociedad”.

“Para que en México la desaparición deje de ser el paradigma del crimen perfecto la respuesta a todos los factores es urgente tanto para los casos que iniciaron en el pasado como para los perpetrados recientemente”. Consideró necesario romper con el ciclo de revictimización de los familiares: “desaparecen personas pero también desaparecen cuerpos localizados y hasta expedientes. Con todo ello desaparece la esperanza de la justicia. El grito de desesperación de los familiares de las víctimas es desgarrador y requiere de una intervención inmediata.

En su introducción, la jefa de la delegación reconoció la apertura del gobierno mexicano a la realización de la visita originalmente solicitada en 2013. Destacó algunas modificaciones importantes en el marco legal y en la construcción de mecanismos y herramientas para enfrentar este “flagelo” de la desaparición en México.

Villa expresó su preocupación por los riesgos que enfrentan no sólo las víctimas y sus defensores, también los funcionarios involucrados en las búsquedas, como lo demuestra el hecho de que han sido asesinados varios integrantes de colectivos de buscadores de desaparecidos.

Otro ámbito de preocupación del CDF dijo, es la “grave crisis forense cuya más cruda demostración son los más de 52 mil cuerpos de personas fallecidas sin identificar. El trato indigno y la falta de un acompañamiento adecuado a los familiares en los procesos de identificación y entrega solo agravan esta situación”.

La diplomática concluyó que “el reto es inmenso, lo reconocemos. Ningún proceso o mecanismos puede tener éxito si no cuenta con la voluntad política participación efectiva de las víctimas así como recursos financieros suficientes” Por Ello, ofreció la colaboración del CDF para encontrar salidas al fenómeno de la desaparición en México.,

Detalló que en estas dos semanas se efectuaron 48 reuniones con mas de 80 autoridades y 33 encuentros con colectivos de víctimas de Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Guanajuato, Guerrero, estado de México, Morelos, Nayarit, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz. Precisó que se trataba de un reporte preliminar porque el informe oficial se presentará en el próximo periodo de sesiones del comité a efectuarse entre el 28de marzo y 8 de abril en Ginebra.