Fiscalía localiza a 22 extranjeros privados de la libertad en Matehuala
14 septiembre, 2021
Se perfila Marko Cortés a reelegirse como dirigente del PAN
14 septiembre, 2021

Manifestantes denuncian agresiones de personal de Sedena

Elementos del Ejército mexicano. Foto Marco Peláez / Archivo

Jessica Xantomila

Ciudad de México. Familiares y víctimas de violaciones graves a derechos humanos que mantienen un campamento desde hace más de cinco meses en las inmediaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) denunciaron que continúan las “agresiones” e “intimidaciones” en su contra.

Flora Marcelo Rojas, madre de Ayelin Iczae Gutiérrez Marcelo -víctima de feminicido en el estado de Guerrero-, denunció que hoy por la tarde un auto particular conducido por una mujer “casi nos atropella”. Mencionó que desconocen quién es esta persona, “venía rápido, sobre la calle en la que estamos y pasó a llevarse nuestras cosas, una bocina grande, una planta solar y un enfriador. Se detuvo hasta el Periférico porque chocó con un taxi”.

Frente a ello, dijo que ya alistaban interponer una denuncia en contra de la mujer. “Lo que queremos es que responda por lo que ocasionó o si fue mandada por alguien”.

Marcelo Rojas también denunció que unas horas antes de que sucediera este hecho, un presunto «militar cortó cartucho” a Óscar Kabata, quien también forma parte del plantón y demanda justicia por la agresiones que sufrió por elementos de la Sedena en 2009, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“Estamos preocupados, espantados de que nos puedan hacer algo más. No es justo lo que nos hacen ahí en Sedena, lo único que queremos es justicia, creo que es nuestro derecho”, mencionó.

Recordó que quienes se encuentran en el campamento son víctimas y familiares de personas que sufrieron tortura, privación ilegal o desaparición forzada.

Cabe mencionar que el pasado 22 de junio, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó las agresiones, provocaciones y actos de molestia realizados por la Sedena, a través de personal que labora en esa dependencia, cometidos en agravio de Óscar Kabata y su familia.