Habrá videoarbitraje en el Mundial de Clubes
5 diciembre, 2017
Myanmar puede ser responsable de genocidio de rohingyá: ONU
5 diciembre, 2017

Más de 10 mil campesinos pretenden cerrar accesos de AICM

Protesta de campesinos de Atenco contra la construcción del NAICM. Foto Cuartoscuro / archivo

Carolina Gómez Mena, César Arellano y Jessica Xantomila

Ciudad de México. Hoy pasado el mediodía, unos “10 mil campesinos” del Frente Auténtico del Campo (FAC), integrado por la CODUC, CIOAC, UNTA y MST, cerrarán los accesos a las terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en protesta porque el gobierno federal “no ha cumplido el compromiso de pagar sus tierras a los propietarios de Los Tlateles, en el municipio de Chimalhuacán, estado de México, donde se construirán obras hidráulicas para la nueva terminal aérea”.

La movilización, promovida por la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, (CODUC), tiene el respaldo de las otras organizaciones del FAC que aportarán contingentes, tanto para el bloqueo de la zona aeroportuaria como para la marcha que el miércoles 6 de diciembre harán hacia Palacio Nacional y la residencia oficial de Los Pinos.

El líder nacional de la CODUC, Marco Antonio Ortiz señaló que, tras dos semanas de plantón permanente en la Secretaría de Gobernación, los campesinos del FAC exigen la intervención del presidente Enrique Peña Nieto para que resuelva de manera inmediata su demanda, así como el respeto y cumplimiento de los acuerdos tomados con autoridades federales.

“Las obras del nuevo aeropuerto se están haciendo a partir del despojo a propietarios, a los que el gobierna federal ya reconoció los derechos legítimos sobre sus tierras, y hay un circuito de corrupción de la que se han beneficiado políticos, empresarios y grupos vinculados al PRI”. Ortiz dijo que hay miles de irregularidades detectadas en el proceso de construcción de la obra emblemática del sexenio y que el incumplimiento de las autoridades del gobierno parte de que “ya se entregaron enormes cantidades de dinero a personas sin derechos y ahora no saben cómo resolver la demanda de los auténticos propietarios de Los Tlateles”.

Al reiterar el apoyo de la CODUC y de las organizaciones del FAC a la exigencia de pago de los propietarios, destacó que éstos han ganado amparos, han agotado todas las vías institucionales y han suscrito acuerdos con el gobierno federal pero “casualmente, cuando está por terminar el sexenio, pretenden alargar el tiempo para no pagarles”.

El líder campesino pidió la comprensión de la sociedad y los usuarios del aeropuerto ante las afectaciones por la movilización campesina. “Ya no encontramos otra vía pacífica para exigir el respeto y cumplimiento de los acuerdos tomados”.