Cruz Azul gana 3-0 a Gallos y anota gol 10 mil en el estadio Azteca
6 abril, 2019
Cientos de uruguayos marchan en defensa de ley transgénero
6 abril, 2019

Ni la UAM ni huelguistas ceden; el paro cumple ya 65 días

Trabajadores sindicalizados de la UAM se reunieron en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje sin lograr acuerdos. Foto Luis Castillo

Arturo Sánchez Jiménez 

Ciudad de México. En lo que va de la huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), ya se ha visto que nadie va a ceder en sus posiciones respecto al aumento salarial que negocian la administración universitaria y el Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM (SITUAM).

Así lo planteó este sábado el secretario general de la casa de estudios, José Antonio de los Reyes Heredia, en la mesa de negociación celebrada en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en Azcapotzalco.

El primer punto del día fue la demanda del sindicato de un aumento a los salarios del 20 por ciento y, como había sucedido en las anteriores mesas de negociación -11 previas a la huelga y 14 posteriores-, no hubo acuerdos.

El secretario general del sindicato, Jorge Dorantes, dijo que en dos meses la UAM no ha variado su ofrecimiento de un aumento del 3.35 por ciento al salario de todos los empleados. “Si no hay otra propuesta que podamos analizar, no podemos tener un acercamiento”, dijo, y reiteró que el sindicato espera una nueva oferta de aumento salarial por parte de la Universidad para buscar una solución a la huelga.

La representación sindical planteó que ha sido flexible y que ha presentado a la administración universitaria alternativas para canalizar recursos al aumento exigido, como que los funcionarios recorten sus ingresos, que se soliciten recursos adicionales a la federación. “Pero ustedes no cambian su postura”, dijeron a la administración universitaria.

La UAM, como universidad pública, dijo De los Reyes Heredia, depende financieramente de los recursos públicos que recibe de la Federación, que este año se incrementaron en un 3.39 por ciento. Por ello, entre otros motivos, la UAM no puede ofrecer más que el aumento del 3.35 por ciento de incremento salarial y un 3 por ciento retabulación para trabajadores administrativos y a los académicos de medio tiempo y tiempo. Esa, reiteró a su vez, es la última oferta de la universidad.

Dijo que hay “restricciones presupuestales que hemos señalado una y otra vez” y que son inviables las propuestas del sindicato.

Dijo que otras universidades “han comprometido” sus recursos en acuerdos con los sindicatos y que esto ha llevado a nueve de ellas a la quiebra. “La UAM no forma parte de ese club”, dijo.

Al no haber avances en este punto, y tras casi cinco horas de discusiones y recesos, se optó por discutir el segundo motivo por el que inició la huelga: la demanda que el SITUAM hace a la institución por violaciones al contrato colectivo de trabajo.

En este tema, se discutieron asuntos relacionados con la creación de plazas y contratación. Y aunque hubo avances, no se firmó ningún convenio y la negociación continuará próximamente.

Así, hoy a las once de la noche, la huelga que estalló el 1 de febrero cumplirá 65 días y se convertirá en la más larga de la historia de la UAM, pues superará a la de 2008, que tenía el récord de 64 días y que concluyó sin aumentos salariales mayores a los ofrecidos por la administración desde antes de la huelga.

JSL
JSL