Ayuntamiento de SLP y Sedatu coordinarán esfuerzos
30 marzo, 2019
EU suspende ayuda a El Salvador, Honduras y Guatemala por caravanas
30 marzo, 2019

No eran pescadores de San Felipe, sino cazadores de totoaba: ONG

En la confrontación en el puerto de San Felipe, Enrique García Sandez, “El Quiqui”, resultó con heridas en la cabeza, brazo y pierna. Foto Cortesía Miguel Galindo/ Archivo

Antonio Heras, corresponsal 

Mexicali. No eran pescadores, sino cazadores furtivos que cometían actividades criminales, aseguró la organización Sea Shepherd Conservation Society sobre el incidente en el Mar de Cortés que trajo consigo un enfrentamiento con marinos y un saldo de dos personas heridas durante la mañana del 28 de marzo de 2019.

La ONG dijo que los «cazadores furtivos» tenían en las redes que recuperaron de manera violenta ejemplares de Totoaba, otra especie endémica en peligro de extinción, y que sus acciones están vinculadas al tráfico ilegal de esta especie.

En la confrontación en el puerto de San Felipe, Enrique García Sandez, “El Quiqui”, resultó con heridas en la cabeza, brazo y pierna cuyo reporte médico es «grave pero por el momento estable». Durante su traslado del Hospital General al Hospital Almater, un exclusivo nosocomio de la capital de Baja California, abrió los ojos, se descartó muerte cerebral y está en coma inducido.

De acuerdo a la versiones de esta organización ambientalista, García Sandez sería un «cazador furtivo» y no un pescador.

Sea Shepard, fundada en 1977 por Paul Watson, dedicada a la conservación y protección de la vida silvestre y los hábitats marinos, trabaja con la Armada de México y la Policía Federal en recorridos para detectar y eliminar las artes de pesca ilegales que se encuentran en el Refugio Vaquita en el Alto Golfo de California, una especie en «peligro crítico» de extinción.

Luego de señalar que las embarcaciones de esta organización reciben a bordo a policías y marinos mexicanos en el hábitat de la vaquita marina, precisó que su trabajo consiste en ubicar y retirar artes de pesca ilegales para proteger a dicha especie así como denunciar y reportar actividades sospechosas a las autoridades mexicanas.

«En la mañana del 28 de marzo de 2019, los barcos de Sea Shepherd estaban realizando patrullaje rutinario en el alto Golfo de California cuando se identificó una red de enmalle ilegal de totoaba. Mientras se seguía el protocolo de recuperación de la red ilegal, una panga se dirigió hacia el M/V Sharpie a toda velocidad”, para evitar que las autoridades recuperan a la especie, que se encuentra en peligro de extinción, se señaló en un informe.

JSL
JSL