Asesinan a ex candidato del PRI en Guanajuato
30 enero, 2019
Sube a 119 la cifra de muertos por explosión en Tlahuelilpan
30 enero, 2019

“No habrá muro que cambie a México”, asegura Pedro Sánchez

El presidente de España, Pedro Sánchez, impartió una conferencia magistral en el Colmex. Foto Yazmín Ortega

Ana Langner 

Ciudad de México. No habrá muro que cambie a México como una tierra de acogida para aquellos que huyen de la persecución o de la miseria, aseguró el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez Pérez-Castejón.

Durante su primer día de trabajo en México, el mandatario español ofreció la conferencia magistral “México, tierra de acogida: 80 años del exilio republicano español” a la que acudieron personalidades como el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa y la de Economía, Graciela Márquez.

Asistieron también Lázaro Cárdenas Batel, Camila Cárdenas Batel, nietos del General Lázaro Cárdenas del Río, presidente de México en el período de 1934-1940 y quien, a decir del presidente del Gobierno de España, hizo posible una “idea luminosa”: crear en México un centro para permitir que un buen número de profesores universitarios y de intelectuales españoles, pudieran proseguir su tarea durante la Guerra Civil española. Así, explicó, se fundó en 1938, la Casa de España, que fue el germen del Colegio de México.

Recordó que en 1939, con el final de la Guerra Civil, España expulso a casi medio millón de personas. «Personas con nombres y apellido que tuvieron que marcharse».

Pedro Sánchez Pérez-Castejón afirmó que no puede ocurrírsele condena más terrible para cualquier ser humano que la de abandonar a la fuerza a su gente, sus amigos, su familia, el paisaje en el que han crecido, hasta la propia identidad.

En ese «trance terrible que fue el exilio», agregó, nuestro país recibió con los brazos abiertos a decenas de miles de españoles que huían de su país, “por eso la deuda de España con México no puede ser pagada».

Expresó que la solidaridad mexicana de aquellos tiempos de guerra «es admirable”. Destacó que nuestro país brindó apoyo, suministros y realizó gestiones diplomáticas para habilitar cauces de compra cerrados para los españoles. Además se sumó a las brigadas internacionales por luchar en una tierra que les era ajena con el objetivo de derrotar al fascismo.

«Aún hoy en estos tiempos de migraciones turbulentas que vivimos, México sigue siendo esa tierra de acogida de la que es posible enamorarse. Una tierra que incluso cuando se llega a ella huyendo de una persecución o de la miseria, resulta consoladora. No va a haber ningún muro que cambie eso», dijo.

Expresó que durante décadas investigadores e investigadoras se han dedicado a mostrar el legado de aquellos hombres y mujeres en exilio y “ha llegado el momento de que sea el Estado el que rinda homenaje al exilio y haga todo lo posible para darlo a conocer”.

Expresó que “soy consciente de que llegamos tarde, la mayoría de esos compatriotas ya no está entre nosotros pero su trabajo, su ejemplo y sus obras permanecen y son una huella imborrable, ha llegado el momento de pedirles perdón, de reconocer su sacrificio y de devolverles su lugar en la historia de España”.

JSL
JSL