Rusia registra menos de 10 mil nuevos casos de coronavirus
14 mayo, 2020
BdeM da respiro al peso, gana 1.06% tras baja de tasas
14 mayo, 2020

No hay ruptura con el gobierno, solo diferencias: IP

Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). Foto Cristina Rodríguez

Alejandro Alegría

Los industriales del país negaron que exista una ruptura con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, tras conocer que será hasta el 1 de junio cuando reinicien operaciones la construcción, la minería y la fabricación de autotransportes. Sin embargo, reconocieron que hay diferencias con algunos actores de la administración federal.

En videoconferencia, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aseveró que la “la relación es muy buena, como en toda relación hay diferencias”, las cuales serían con la Secretaría de Salud (Ssa).

“Hemos insistido en que haya una mesa lateral, un cuarto de junto como le llamamos, para que también Salud pueda conocer nuestros protocolos. Vamos bastante adelantados”, dijo.

Resaltó que la importancia de la reapertura de la industria radica en contrarrestar los efectos económicos de la pandemia del coronavirus, pues hay alrededor de 750 mil personas que perdieron su empleo.

Agregó que es importante atender los pedidos manufactureros, pues de lo contrario México será desplazado y ello se reflejará en más desempleo y en consecuencia en pobreza.

Durante el quinto informe Covid-Industrial, dijo que el plan de reinicio de la “nueva normalidad” planteado por el gobierno del presidente López Obrador ha causado gran satisfacción entre el sector, pues se incluyó a tres industrias importantes como actividades esenciales.

Resaltó que “este no es un regreso a una fiesta, sino el principio de un difícil camino hacia lo que se perdió hace dos meses.”

“Quiero expresar nuestro reconocimiento al presidente López Obrador, y al Consejo de Salubridad General, por haber escuchado nuestras propuestas”, agregó.

Raúl Picard, presidente de la Comisión de Comercio Interno de la Concamin, dijo que serán los empresarios quienes se responsabilicen de la salud de sus trabajadores, por lo que llamó a establecer una mesa con la Ssa. “No vamos a estar parados todo el tiempo, ¿qué vamos a comer? Entonces hagamos las cosas bien”, apuntó.

Alejandro Malagón, vicepresidente de Concamin, dijo que no hay ni ruptura, ni distanciamiento, pues todo se está viviendo cada minuto y puede cambiar todo, ya que no se trata de un “contrato”.

Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), dijo que mil 80 empresas del programa IMMEX, que emplean a 978 mil 883 personas, serán las que reabrirán a partir de junio próximo.

Detalló que cada manufacturera invertirá entre 25 a 30 millones de pesos para cubrir las medidas de protección e higiene que se requieren, como la contracción de personal médico, adecuaciones al espacio de trabajo, cubrebocas, googles de plástico, transporte de personal, paneles acrílicos en comedores industriales, entre otras.

José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos del organismo empresarial resaltó que en mayo otros 285 mil puestos de trabajo formales pueden perderse, mientras que en junio se sumarían 215 mil empleos, por lo que entre marzo y el sexto mes del año sumarían un millón 186 mil plazas laborales destruidas, que se sumarían a 676 mil trabajos del sector informal.

Concamin reportó que cerca del 95 por ciento de las empresas ya tienen afectaciones en sus ingresos, pero 6 de cada 10 unidles económicas tienen un impacto superior a 50 por ciento de la entrada de dinero.

En tanto que 6 de cada 10 empresas han visto un deterioro en sus ventas en más de 50 por ciento, mientras que poco más de la mitad de las industrias han visto mermar su cobranza en más del 50 por ciento.