Denuncian ante la SFP a Durazo por “mentir en el Senado”
22 junio, 2020
El guardián y el INE
23 junio, 2020

Nuevo Laredo y Laredo planean abrir gradualmente su frontera

Camas disponibles para pacientes con coronavirus en Clínica Covid de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Foto La Jornada

Carlos Figueroa, Eirinet Gómez, Juan Carlos G. Partida, corresponsales 

Nuevo Laredo. El presidente municipal de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, y el mayor de Laredo, Texas,  Pete Saenz, coincidieron en que es necesaria una reapertura gradual de los puentes internacionales 1 y 2, con aplicación de medidas preventivas que limiten los contagios del Covid-19 y así evitar la asfixia de la economía de esta región.

Derivado de la ampliación del cierre parcial de la frontera entre México y Estados Unidos hasta el 21 de julio, Rivas Cuéllar dijo que, aunque debe prevalecer el tema de salud, la economía se ha visto muy mermada.

 “Debe prevalecer el tema de salud, pero nuestros comercios están muriendo porque existe una codependencia muy importante entre las dos ciudades, las ventas han bajado, gente de Monterrey, Saltillo, Torreón y hasta San Luis Potosí cruzaban por esta frontera para ir de compras, hoy no sucede,  lo que ha generado una caída de los negocios”, comentó.

Pete Saenz, explicó que 60 por ciento de la economía de Laredo, Texas, depende del mexicano, por ello instó al gobierno de Estados Unidos a una reapertura de los puentes, en la que se implementen las condiciones salubres necesarias para la reactivación de la frontera.

El presidente municipal enfatizó que la región de los Dos Laredos es el punto geográfico donde pasa 40 por ciento del comercio internacional entre México y Estados Unidos.

Se debe buscar un punto de equilibrio, “que nos permitan abrir la frontera de manera gradual con las medidas necesarias, porque se va a asfixiar la economía”, dijo.

El mayor problema se encuentra en las familias que viven del comercio informal, pues tienen más de tres meses sin realizar su actividad y al no tener los recursos para cubrir sus necesidades primarias pueden causar un problema social, como delitos del fuero común, violencia intrafamiliar, ansiedad y estrés.

Como gobierno municipal continúan exhortando a la ciudadanía a cumplir con las medidas sanitarias, como el distanciamiento social, uso del cubrebocas y gel antibacterial, así como el lavado de manos, pero que hace falta llegar al paso de la sanción para que la gente tome conciencia, mencionó.

Veracruz

Pese a que el gobierno federal ubica a Veracruz en semáforo rojo, como una de las entidades con mayor índice de contagio por Covid-19, el gobierno estatal determinó que a partir de este lunes se inicia la reapertura de actividades en cines, iglesias y plazas en 60 por ciento del territorio veracruzano.

La subdirectora de Prevención y Control de enfermedades de la Secretaría de Salud, Guadalupe Díaz del Castillo Flores, informó que la entidad contará con su propio semáforo regional, “donde rojo significa máximo riesgo, naranja es riesgo alto, y amarillo es riesgo medio”.

De acuerdo con este semáforo, la entidad tiene 133 casos. De ellos, 115 personas están en riesgo alto y 18 en riesgo medio. Mientras, 79 se encuentran en riesgo máximo, por lo cual deberán continuar con actividades esenciales.

Díaz del Castillo explicó que “todos los municipios en semáforo rojo siguen con actividad esencial, y todos deben quedarse en casa”, debido a que el nivel de contagio es alto y los Hospitales Covid de la zona tienen ocupación alta.

“Si tu municipio está en rojo, los restaurantes y hoteles estarán abiertos en 25 por ciento de su ocupación; mientras que el aforo del supermercado podrá ser de hasta 50 por ciento”.

En estos lugares, dijo la funcionaria estatal, los cines, teatros, centros religiosos, plazas, antros, bares, parques, y gimnasios, estarán suspendidos.

Mientras que en los municipios en naranja, podrán abrir cines, centros comerciales, y centros religiosos a 25 por ciento con todas las medidas de higiene. En tanto, que  en hoteles, restaurantes, parques, plazas, y estéticas, el aforo está permitido en 50 por ciento.

Y los gimnasios, albercas, centros deportivos, de masajes, mercados y supermercados  podrán estar abiertos en un 75 por ciento. Los eventos masivos, parques recreativos, centros nocturnos y bares, seguirán suspendidos.

Díaz del Castillo dijo que este semáforo se actualizará de forma semanal, y puede variar, “buscamos que cambien para bien y que las microrregiones puedan dirigirse hacia la nueva normalidad, pero puede cambiar hacia nuevas restricciones sino nos comportamos”.

Charla entre alcaldes en Jalisco

En una charla en el sitio web http://www.alcaldesdemexico.com, el gobernador jalisciense Enrique Alfaro dijo que Guadalajara es “la segunda ciudad más importante de México” y en el estado están dos de los cinco aeropuertos más importantes del país, por lo que la generación de estrategias propias para combatir el Covid-19 ha sido una ruta exitosa para lograr tener una mejor estadística que la media nacional.

Tener un semáforo y una estrategia propia para la pandemia no se hace en un “ánimo de confrontación con la estrategia del gobierno federal” sino atendiendo la opinión de los científicos de la Universidad de Guadalajara, comentó.

Alfaro fue invitado a intervenir en la sesión #CovidAlcaldesMX para hablar de la experiencia en Jalisco en combate a la pandemia, y explicó que los cinco indicadores propios del semáforo estatal permiten mantener los márgenes de maniobra para dar los primeros pasos hacia la reactivación gradual de la economía.

“No existe evidencia de cuándo será el momento preciso para iniciar la reapertura de la economía, por lo que nosotros partimos de que vamos a tener que convivir con el virus y por ello establecer con mucha precisión el nivel de impacto de la reapertura”, dijo.

En Jalisco hay cinco indicadores: el primero de movilidad (que a la fecha se encuentra a 69 por ciento respecto a lo que se presentaba en tiempos normales y a un paso de llegar a 70 por ciento que cambia el color verde), capacidad del sistema hospitalario (26 por ciento actual y el límite es 40 por ciento), comentó.

Otro indicador son los casos activos, que es el único indicador en rojo “pero con tendencia ligera a la baja”, el cuarto es la tasa de positividad que está en verde en 27 por ciento y el último se refiere a la tasa de mortalidad que se encuentra en verde pues está por debajo de la media nacional.

Para la reactivación económica es importante coordinarse con el sector privado, pues para que se pueda impulsar la economía local se requiere una inyección de al menos 60 mil millones de pesos, de los cuales el sector público apenas puede aportar 10 mil millones, explicó.

Por otro lado, El rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, anunció el “primer hotel Covid-19” en el país con capacidad inicial para 198 personas que voluntariamente busquen aislarse tras confirmar que están contagiadas del coronavirus, capacidad que podría subir hasta para 417 infectados.

El hotel Villa Primavera, propiedad de la casa de estudio, ha sido acondicionado con dicho propósito e incluso otro hotel de la UdeG, el Montecarlo ubicado en la ribera de Chapala, también podría usarse con el mismo propósito en caso de ser necesario.

El rector Villanueva señaló que ante el incremento de casos positivos de Covid-19 en Jalisco tanto la UdeG como el gobierno estatal anunciaron este proyecto bautizado como “Centro de Aislamiento Voluntario”.

El hotel está destinado específicamente a pacientes que no pueden estar en casa debido a circunstancias particulares y contribuirá a frenar las cadenas de contagio que pueden generar personas que no requieren de una cama de hospital para su recuperación, además de minimizar el riesgo de enfermar a sus familiares y su entorno social.

Villanueva dijo que se vive un momento que requiere solidaridad y empatía, por lo que la UdeG continúa en esa senda con el proyecto del centro de aislamiento luego de que en meses y semanas recientes ha puesto a disposición del gobierno de Jalisco aulas, laboratorios y trabajo académico y de investigación.

“El Centro de Aislamiento Voluntario cuenta con 99 habitaciones, 20 suites y 53 cabañas. Se han adecuado las instalaciones para poder recibir a todos los casos positivos asintomáticos o leves, y se utilizará el cien por ciento de las instalaciones; habrá una área de sexo femenino y una de masculino, y para los trabajadores universitarios que se van a quedar para atender este centro”, informó el rector.

Para atender a los huéspedes se contará con 100 empleados que atenderán las áreas de alimentos, mantenimiento, limpieza. Se contará con un área médica integrada por enfermería, una ambulancia para atención las 24 horas, psicología y nutrición.

Para su operación durante el primer mes, dijo que ya se cuenta con un donativo de la iniciativa privada por 5 millones de pesos, y será a través del seguimiento de los casos positivos que se ofrecerá esta alternativa a pacientes que sean candidatos a ingresar.

En el anuncio conjunto con el rector, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dijo que este centro entrará en operaciones a partir del próximo lunes y que es un esfuerzo que surge de las mesas de trabajo en salud.

Se informó que para el Centro de Aislamiento Voluntario se desarrolló un protocolo que garantizará que se cumpla con los requisitos de prevención, higiene y saneamiento, tanto para el personal médico como para los pacientes.

Los criterios de ingreso son: diagnóstico de Covid-19 confirmado por PCR o Prueba Rápida realizada en laboratorios autorizados; caso leve o asintomático de la enfermedad; ser mayor de edad y menor de 60 años; no tener comorbilidades de riesgo; habitar en vivienda con una sola habitación para dormir o con un índice de hacinamiento de tres o más personas por habitación y personas cuyas viviendas estén construidas con materiales que dificulten la limpieza como piso de tierra o muros sin enjarre.

JSL
JSL