Alerta gobierno del uso de videojuegos para enganchar a niños
20 octubre, 2021
Suspende AICM operaciones por banco de niebla
20 octubre, 2021

Nuevo receso en San Lázaro tras el zafarrancho; citan para hoy a las 2 pm

Diputados de Morena emiten su voto durante la sesión ordinaria en la que se discute la miscelánea fiscal 2022, en la Ciudad de México, ayer 19 de octubre de 2021. Foto: Cristina Rodríguez

Georgina Saldierna y Enrique Méndez

En una sesión que podría prolongarse hasta el fin de semana, por la disputa que existe entre Morena y sus aliados con el bloque opositor, esta madrugada el pleno decretó un receso de la discusión en lo particular de la miscelánea fiscal, cuando apenas se han abordado 119 de las 511 reservas en la lista.

El debate en lo particular inició a las 11:15 horas del martes y, a las 6 de la mañana de hoy, tras 19 horas de discusión, el presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna (Morena), decretó un nuevo receso y convocó a reanudar la discusión a partir de las dos de la tarde.

La lentitud de la discusión de la miscelánea se debe a que una buena parte de las reservas se concentró en el rechazo a reducir el monto que las empresas pueden deducir de donativos a organizaciones altruistas y ello derivó también en enfrentamientos verbales.

Esta tarde, después del receso, aún está pendiente que el pleno aborde otros temas polémicos, como la obligación a los jóvenes de inscribirse al Registro Federal de Contribuyentes, una vez que cumplan 18 años.

En un hecho inédito, la cámara ha dedicado hasta ahora dos días a la discusión de una miscelánea fiscal, que solo ha sido aprobada en lo general, y aún falta que se debatan los dictámenes de la Ley Federal de Derechos y la Ley de Ingresos.

Ayer la oposición advirtió que ante la postura de la mayoría de no aceptar cambios y mantener medidas de “terrorismo fiscal”, no retiraría ni una sola de sus reservas, aun cuando la discusión se prolongue incluso hasta el domingo.

Después de la medianoche ocurrió un zafarrancho, cuando ambos bandos tomaron la tribuna, que en ese momento estaba ocupada por la panista Mariana Gómez del Campo.

Legisladores de Morena y del PT subieron a la tribuna -como reconocieron en conferencia de prensa- en previsión a una toma por parte de la oposición.

Hasta la tribuna subieron varios panistas, entre ellos Elías Lixa y Jorge Espadas, que empujaron a Margarita García (PT) e Irma Juan Carlos (Morena), presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas, para tratar de llegar hasta Gómez del Campo.

Ante ese hecho, diputados de Morena comenzaron a empujar a los panistas y Manuel Alejandro Robles literalmente cargó y azotó a Lixa contra las curules detrás de la tribuna.

La bancada azul acusó a Robles de estar borracho. En entrevista, el legislador de Morena atribuyó ese señalamiento a que, previamente en tribuna, había recordado que el coordinador panista, Jorge Romero, está acusado de “haberse robado los recursos de la reconstrucción” por los terremotos de 2019.

En ese año, Romero era diputado al Congreso de la Ciudad “y espero que en algún momento las autoridades detecten dónde ocultó el dinero, junto con Mauricio Toledo, que está prófugo, y Leonel Luna, finado”.

Ante la acusación del PAN, los reporteros siguieron a Robles hasta el comedor para diputados de Morena, instalado en el basamento del edificio A de la Cámara. El legislador dijo que no necesitaba ni hacerse la prueba del alcoholímetro para comprobar su sobriedad.

Sostuvo que intervino y levantó en vilo a Lixa, porque “un diputado con bozal azul” -en referencia a Jorge Espadas-, empujó a Irma Juan Carlos. “Yo creo que él sí estaba en estado inconveniente. La verdad es que traía bozal, pero por su actitud tan agresiva es posible. Ustedes pueden notar en las cámaras cómo yo lo único que hice fue colocar a Lixa lejos de Irma, porque me pareció un exceso”.

En las imágenes del enfrentamiento se observa cómo Espadas empuja a las dos legisladoras, y antes de que Robles lo azotara, Lixa a su vez empuja a Margarita García con el brazo izquierdo.