Jesuitas llaman a no permitir que la violencia tenga la última palabra
22 junio, 2022
Recuperan cuerpos de jesuitas asesinados en Chihuahua
22 junio, 2022

Ofrecerá EU 150 mil visas temporales de trabajo a mexicanos: SG

Adán Augusto López, titular de Gobernación, durante su participación en un encuentro con empresarios de Baja California. Foto tomada de Twitter @SEGOB_mx

Mireya Cuéllar y Juan Pablo Guerra / ‘La Jornada’ Baja California

Tijuana, BC. El gobierno estadunidense aceptó entregar al menos 150 mil visas temporales de trabajo para mexicanos, informó el secretario de Gobernación Adán Augusto López, y acotó que otro número aún no determinado —que sería una cifra similar— sería para ciudadanos centroamericanos, como una solución para hacer frente a las caravanas de migrantes.

El funcionario dijo lo anterior y reveló que tal acuerdo será dado a conocer durante la visita del mandatario Andrés Manuel López Obrador a su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, a la Casa Blanca el siguiente mes.

En Tijuana, el encargado de la política interna del país acudió a un encuentro con miembros de la Cámara Nacional de Comercio de Tijuana, y estuvo acompañado por la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, y la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana Rosa Icela Rodríguez.

Apuntó que eso permitirá reducir la tensión en el tema migratorio, y abundó que “yo aquí una vez más reconozco a las organizaciones civiles, a las iglesias que nos hacen posible y son de una invaluable ayuda para generar las condiciones de atención digna, y de respeto a los derechos humanos, a los migrantes, nos ayudan muchísimo, por ejemplo, organizaciones como la Cruz Roja, con las brigadas de atención. Entonces México no va cambiar esa política».

Aseveró que los mexicanos “no migran por gusto, migran por la necesidad”, y reconoció la aportación que realizan al país, así como el trabajo que efectúa el ejecutivo federal en ese y otros asuntos que tienen repercusión en la comunidad migrante, no solo de nuestro país, así como en la de otras naciones.

Reconoció también que esa problemática «cuesta muchísimo en términos sociales” pero que se trabaja para hallar soluciones, como ésta.