Habitantes de Ucrania votan para elegir a su próximo presidente
31 marzo, 2019
Arrancan campañas para la gubernatura de Puebla
31 marzo, 2019

Ordenan prisión preventiva a acusados de abuso en Caimede de Yucatán

La Fiscalía General de Yucatán aportó pruebas de video y audio para inculpar a tres trabajadores del Caimede. Foto: Google Maps

Luis A. Boffil Gómez

Mérida, Yuc. Una niñera y dos vigilantes del Centro de Atención al Menor en Desamparo (Caimede), dependiente del Gobierno estatal, estarán en prisión preventiva vinculados a proceso penal, acusados de abusos sexuales y vejaciones en contra de, por lo menos, cuatro infantes que denunciaron los hechos a la dirección del organismo.

Durante la audiencia de vinculación, efectuada la tarde-noche del sábado, la Fiscalía General del Estado aportó pruebas de video y audio para inculpar a la niñera Yuliana Berenice Casanova Falcón y los vigilantes Robert Santiago Dorantes Aké y José Ysabel Canché Canché, quienes enfrentarán proceso por los delitos de violencia familiar equiparada y violación equiparada agravada, aunado a uno contra la salud.

La mujer sólo enfrentará el cargo de violencia familiar equiparada que se le complica porque se evidenció que tenía conocimiento de lo que le hacían sus coacusados a cuando menos a uno de los niños que tienen entre los 6 y 8 años de edad, y que la mayor parte de sus vidas la han pasado en el lugar provenientes de hogares disfuncionales.

Durante la misma audiencia se destacó que tuvieron conocimiento de los ataques sexuales y de las agresiones físicas un par de psicólogas y tres cuidadoras del Caimede, que también pueden enfrentar cargos, ya que fueron omisas al no impedir los abusos y tampoco los denunciaron.

El juez de control, Kenny Burgos Salazar, decidió dejar firme la medida cautelar y estableció el cierre de investigación complementaria en tres meses.

Al presentarles las evidencias, los tres inculpados, por recomendación de sus abogados, decidieron guardar silencio para evitar que se incriminen.

Los implicados no contaron que los menores informaran a la dirección del Caimede lo que estaba pasando y ésta, para obtener pruebas de la situación, mandó instalar unas cámaras de video ocultas, donde se captaron todas las agresiones.

Los vinculados laboraban en el Caimede, y Yuliana tenía el cargo de niñera, por lo que debía cuidar y dar atención cotidiana a los menores como aseo personal, vigilarlos cuando estaban en las áreas del lugar y llevarlos al comedor.

Sus coacusados tenían el encargo de vigilantes y entre sus funciones estaban las de recorrer diferentes áreas a fin de contener a los niños que entran en crisis emocional o quieran escaparse. También se desempeñaban como choferes encargados de trasladar a los menores a diferentes lugares, como a la escuela, sus entrenamientos de fútbol y demás actividades.

Todos atentaron contra cuatro menores de identidad reservada, asignados al área de “Niños Chicos”, ya que los agredían físicamente, golpeándolos en la cabeza u otras partes del cuerpo con objetos o con sus manos.

Los hechos se descubrieron el 10 de marzo, cuando un menor se dirigió a Yuliana Berenice y le preguntó a qué hora iban a servir el desayuno, y ella, molesta, le dijo que la dejara hablar por teléfono.

Se acercó al menor, le dobló las manos hacia atrás y lo jaló hasta un escritorio de metal y así hincado lo metió debajo -sin dejar de presionarle los brazos a la espalda y el cuerpo- hacia una barra de metal que sirve para los pies.

Ese mismo día, cuando ya hacían fila para ir a almorzar, y debido a que tres menores -de identidad reservada- no le hicieron caso, la mujer llamó por teléfono y pidió que le manden unos “papis” (guardias) para que calmaran a los niños, ya que se estaban portando mal.

De tal forma, acudieron José Ysabel y Robert Santiago, quienes metieron a los tres niños al cuarto de dormitorio y los envolvieron con una sábana dejándolos boca abajo sobre la cama y metidos dentro de una bolsa que cubre el colchón de la cama.

Sometidos, los abusaron sexualmente, pero estas acciones las habían estado cometiendo desde el 5 de marzo al 14 de marzo de 2019, de acuerdo con el resultado de los exámenes médicos que les fueron practicados a los referidos menores de edad.

JSL
JSL