Los niños, de mal en peor
29 abril, 2016
FUEROn
29 abril, 2016

Pajaritos es un aviso

Imagen de la explosión de la planta de cloruro de vinilo en el complejo de Pajaritos. Foto tomada por trabajadores de Pemex

José Daniel de la Cruz Chung*

Comentaba con mis conocidos antes del accidente en Pajaritos de la relajación de la seguridad dentro de la planta, por la cantidad de personas y escasa supervisión. Decíamos que tres causas estaban fuera de la norma de Pemex: seguridad, mantenimiento y diversos contratistas en el área.

Ahora ya con el accidente ocurrido tambien comentamos que la falla se podría deber a tres causas: falla de equipos, falta de mantenimiento y error humano. Después de lo que se ha visto sólo quedan dos causas: falla de equipos y falta de mantenimiento.

La parte humana: muy grave por los heridos y fallecidos, esto no debió ocurrir.

En unos de los videos tomado por personal de una contratista, se ve la nube de la fuga de gas y, al grito de corran, se salvaron varias personas.

Vista la planta de norte a sur, la parte norte como un 35 por ciento sin ningún daño. En esta zona está el cuarto de control. Si el personal hubiese corrido hacia el norte no hubiese tantos heridos.

Caminando hacia el sur 65 por ciento está completamente destruida la instalación. Aquí estimo que con un presupuesto de 250 millones de dolares y un lapso de dos años la planta estará en condiciones de producir.

Lo descrito es porque el viernes 22 de abril realicé un recorrido por las instalaciones, invitado por diputados como especialista de la planta.

En el proyecto de 2001, se me encomendó la ingeniería básica, ingeniería de detalle y director del proyecto de ampliación, por parte de Pemex.

El impacto de la explosión se sintió en las ciudades de Coatzacoalcos, Agua Dulce, Nanchital, Moloacán y Minatitlán.

Con el recorte de presupuesto a Pemex están en riesgo las instalaciones de las refinerías, complejos, plataformas, pozos, ductos…

Así que no es de extrañar que haya más accidente de gran magnitud. Pajaritos fue el aviso.

La planta de clorados es una de las primeras de petroquímica en México y la única de su tipo en América Latina. Con una capacidad instalada de 205 mil toneladas por año.

La materias primas son dos: cloro y etano, que al reaccionar dan un producto intermedio llamado dicloroetano.

Al dicloroetano se le quita un átomo de cloro y uno de hidrógeno por reformación catalítica, obteniéndose ácido clorhídrico y monómero de cloruro de vinilo (VCM). Es el producto de esta planta.

El VCM lo polimerizan dando el policloruro de cinilo (PVC).

De los mantos salinos de la zona, por proceso electrolítico se obtienen cloro y sosa cáustica.

El gas natural de los pozos petroleros se pasa por criogénicas para separar los diferentes componentes del gas, uno de ellos el etano.

El proceso de la planta de clorados es de alto riesgo, como otros procesos en petroquímica de alto nivel de seguridad.

Hace 25 años en esta planta de clorados ocurrió un accidente, ocasionado por una fuga de gas en un rack de tuberías cercano a las plantas, tal fue el impacto que hasta el Tecnológico de Minatitlán (a 20 kilómetros) se cimbró, rompiendo cristales. Esa vez lo que más afectó fue la onda expansiva.

El nivel de destrucción de entonces fue similar al ocurrido en este mes de abril.

Los técnicos y especialistas de Pemex repararon los daños y en 20 meses ya se estaba produciendo de nuevo, manteniendo un promedio de 185 mil toneladas por año.

Despues de 2001 Pemex decidió ampliar la producción de esta planta hasta 305 mil toneladas por año. Proyecto que debió concluir en 2003.

Durante el proceso de ampliación y modernización de la planta se compraron varios equipos de última tecnología y de largo tiempo de fabricación, así como un sistema de instrumentación SIL 3 (System Integrity Level) similar al de una planta nuclear.

El proceso de ampliación se realizó con planta en operación (altísimo riesgo, con vigilancia extrema). En esa epoca Pemex solicitó a la compañía encargada de la expansión, antes del tiempo de entrega, varios equipos, con la finalidad de producir más antes de la terminación del proyecto.

Sorpresa: 80 por ciento de los equipos requeridos a la contratista quedaron inservibles por la mala planeación de arranque, encareciendo más este proyecto. Alguno de estos equipos dañados podrían ser la causa de la tragedia.

Ahora en el mes de abril se suscita de nuevo un accidente de gran magnitud y con una gran cantidad de muertos (32) y heridos (170).

*Especialista en Petroquímica y Refinación

Egresado de la Facultad de Química de la UASLP y maestría en la UNAM

JSL
JSL