En clases, 10 millones de alumnos: Nuño
7 octubre, 2017
Reporta SSA graves a 23 personas, de 93 que aún están hospitalizadas
7 octubre, 2017

Permitir asentamientos en zonas con fallas geológicas causó grietas

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, en imagen de septiembre pasado. Foto Luis Humberto González

Alejandro Cruz y Rocío González

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que las grietas aparecidas en calles de las delegaciones Iztapalapa y Tláhuac tras el sismo del 19 de septiembre son resultado de haber permitido asentamientos irregulares en zonas con fallas geológicas.

En conferencia de prensa en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, dijo que se atenderá dicho problema, especialmente en la primera demarcación, donde se han reportado fracturas que han causado serias afectaciones en colonia enteras.

Al respecto, autoridades de Iztapalapa señalaron que el gobierno central reparará dos fallas: una en la colonia La Planta, cuyos daños se extienden a la colonia Del Mar, en Tláhuac, y otra más en la calle Liborio Crespo, en la colonia Santa Martha Sur.

Agregó que también se reparará un tramo de 300 metros de la carretera Xochimilco-Tulyehualco, donde se están haciendo estudios topográficos, así como un camino localizado en la colindancia de Xochimilco y Mixquic, Tláhuac, casi dos kilómetros que están destruidos y puede provocar una inundación en la zona de los humedales. Los trabajos, precisó, estarán a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios capitalina.

Mancera señaló que el jueves sostuvo una reunión con jefes delegacionales, con quienes acordó compactar la información respecto de las afectaciones que dejó el temblor en sus territorios, porque se están multiplicando los mismos reportes.

Tan sólo en Tláhuac se hizo una depuración y se tiene un reporte de no más de 300 viviendas con algún tipo de daño que se va a tratar de diferentes maneras; es decir, no todos requieren ser demolidos.

Mientras, la jefa delegacional en Iztapalapa, Dione Anguiano, señaló que hay 17 mil 555 inmuebles dañados, de los cuales mil 600 han sido ya evaluados por personal de protección civil e ingenieros de la UNAM y el IPN, quienes determinaron que 22 por ciento de éstos presentan daño total, 47 por ciento daño medio y el restante 31 por ciento afectaciones menores.

La funcionaria se reunió con delegados de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en la que el representante de la última instancia, Juan Carlos Sánchez Magallán, ofreció apoyo para hacer valer los derechos de los afectados ante empresas inmobiliarias que hayan vendido casas y departamentos dañados por el sismo.

Los seguros y garantías estarían vigentes si el inmueble tiene menos de cinco años de antigüedad, caso en el que se puede recuperar la inversión o algún otro tipo de resarcimiento, refirió.

Mancera señaló que la posibilidad de incrementar el número de niveles en los edificios que se construyan en los predios de inmuebles colapsados, como contempla su iniciativa de ley para la reconstrucción, tiene como propósito que se puedan establecer esquemas de financiamiento accesibles para quienes perdieron su vivienda.