Suspenden dos obras en Holbox
29 mayo, 2016
Fovissste
Avanza reestructura de créditos: Fovissste
29 mayo, 2016

Pide Norberto Rivera apoyar a embarazadas y evitar el aborto

El arzobispo primado de México, Norberto Rivera, durante una misa en la Catedral Metropolitana el 24 de enero. Foto Notimex

Ciudad de México. El cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los feligreses defender la vida desde la concepción y el matrimonio entre hombre y mujer.

Lamentó la decisión que se tomó en la Ciudad de México en 2007 de legalizar el aborto en lugar de proteger a la mujer, informándola y ayudándola para que lleve hasta el final su embarazo y su hijo pueda ser adoptado por un matrimonio, “se prefirió el camino de liquidarlo en el seno materno”.

Pidió a los católicos “no quedarse tranquilos ante esas decisiones que violan el derecho fundamental de defenderse” y reconoció el trabajo de las organizaciones católicas que ayudan a “las madres que se encuentran en grandes dificultades informándoles de los posibles caminos” que pueden seguir. De apoyar a aquellas que son rechazadas de su trabajo y de su casa, que “son excluidas por todos. El cristiano debe acercarse a las mujeres y decirles aquí está una casa, te vamos a ayudar a conseguir trabajo y para que tengas lo necesario para que tu hijo crezca”.

Durante su homilía en la Catedral metropolitana también agradeció a las organizaciones que se preocupan por los niños para que tengan educación y oportunidades en la vida, pues “hoy muchas familias los arrojan y (los niños) andan en las calles como si no tuvieran padres”.

“Sería muy fácil decir no al crimen abominable del aborto, pero es necesario trabajar por los niños que vienen y por la dignidad de esas mujeres que sufren por tener en su seno y después por haber consentido que el niño sea asesinado. Por ellas no sólo oramos sino también queremos ayudarlas de una manera eficaz”, expuso ante los integrantes de las agrupaciones que participaron en la exposición Vida y Familia que se presentó en el atrio de la Catedral Metropolitana.