Tecnología demanda «habilidades para trabajos del futuro»: SEP
27 abril, 2017
Detienen en Londres a hombre por sospecha de atentado
27 abril, 2017

Pide obispo a tamaulipecos “no tener miedo” ante violencia

Eugenio Lira Rugarcía (derecha), durante un evento en la CEM. Foto Guillermo Sologuren / Archivo

Ciudad de México. En el contexto de la 103 asamblea plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Eugenio Lira Rugarcia, obispo de Matamoros y ex secretario general de la CEM, exhortó a la feligresía de Tamaulipas a “no desanimarse” y a “no tener miedo” ante el recrudecimiento de la violencia en la entidad.

No obstante, el obispo destacó que pese a la situación de inseguridad, la mayor parte de los fieles son “entrones y valientes”.

“Es una comunidad de gente valiente y muy entrona, que aunque ha vivido momentos muy difíciles no se han echado para atrás” y destacó que por ejemplo “han continuado actividades de evangelización y no han permitido que, incluso en la etapa más cruda de la violencia las cosas se cayeran, al contrario, es una comunidad que le ha echado ganas. Estoy admirado”.

Expuso que “lamentablemente en Reynosa se ha desatado nuevamente la violencia, habíamos tenido un tiempo de tranquilidad, pero por desgracia esto se ha suscitado”. Recordó que mucha gente ya habia regresado a la entidad porque “había experimentado cierta tranquilidad, pero lamentablemnte el asunto se ha descompuesto en los últimos días”.

Llamó a quienes “no hacen el bien a tocarse el corazón para que puedan respetar a todos y que trabajemos juntos por la construcción de una ciudad de una diócesis de Matamoros en paz, en donde haya oportunidades de desarrollo y de vida tranquila”.

Refirió que estas circunstancias también han repercutido en integrantes de la iglesia católica. “Ha cobrado vidas de personas inocentes. Nos ha tocado el caso de un monaguillo de 14 años de una parroquia y de una señora coordinadora de una un grupo de catequesis de otra parroquia, son hechos que lastiman a todos”.

Tras señalar que es “desafío” estar al frente de una diócesis como Matamoros, la cual abarca ocho municipios de Tamaulipas, entre ellos San Fernando, Lira Rugarcía dijo que aunque se esperaba un aumento considerable de la migración y deportación, ello hasta ahora no ha ocurrido. Sin embargo, dijo que el flujo ha sido constante.

Remarcó que la diócesis cuenta con dos casas de migrantes, una en Matamoros y otra en Reynosa y un módulo de atención a migrantes en la central camionera de Matamoros. El sacerdote Francisco Gallardo coordina esos trabajos.