Invalida SCJN reformas electorales de Chiapas
5 diciembre, 2020
Se debe atender el problema de la violencia de género en SLP: Xavier Nava
5 diciembre, 2020

Policías desalojan a normalistas y desplazados en Chiapas

Los policías utilizaron gases lacrimógenos para liberar los accesos del edificio de gobierno. Foto La Jornada

Elio Henríquez

Agentes de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), desalojaron esta noche con gases lacrimógenos a estudiantes de la Escuela Rural Normal Mactumatzá y a desplazados del municipio de Chenalhó que habían bloqueado las entradas y salidas del palacio de gobierno ubicado en Tuxtla Gutiérrez para exigir atención a diversas demandas, informaron fuentes oficiales.

Agregaron que en el interior del palacio de gobierno permanecían sin poder salir, decenas de funcionarios de diferentes dependencias -incluido el titular de la Secretaría de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos-, empleados del gobierno estatal y ciudadanos que habían llegado a realizar algún trámite.

El abogado Diego Cadenas Gordillo, representante legal de un grupo de indígenas que en mayo de 2016 fueron desplazados del ejido Puebla, municipio de Chenalhó, dijo que no se reportaron lesionados como resultado del desalojo realizado aproximadamente a las 20 horas de este

Comentó que los más de 40 desplazados y los más de 100 normalistas, que desde hace dos años mantienen una alianza para luchar juntos por sus respectivas demandas, cerraron los accesos y salidas al palacio desde la mañana de este viernes, con el objetivo de presionar a las autoridades para que atendieran sus peticiones.

Explicó que los estudiantes de la normal Mactumatzá, con sede en la capital del estado, demandaban la construcción de un internado, la contratación de seis empleados y que se destinen más recursos para las escuelas normales de todo el país.

Los desplazados, por su parte, exigían que se haga justicia por el homicidio de Guadalupe Cruz Hernández, asesinado en mayo de 2016, cuando fueron desplazados 254 pobladores del ejido Puebla, ya que a la fecha sólo se ha ejecutado una de las cinco órdenes de aprehensión libradas por un juez.

Demandan, además, “la desarticulación de un grupo paramilitar y la reparación de los daños ocasionados a sus bienes”, así como que se creen las condiciones para su retorno, o en su defecto, que se les reubique.

Cadenas Gordillo manifestó que la policía lanzó gases lacrimógenos y utilizó una tanqueta que produce un sonido “aturdidor” para dispersar a los inconformes. “Podría decirse que todo fue a sana distancia; no hubo enfrentamiento cercano porque se fueron retirando conforme avanzaban los uniformados”.

Comentó que mientras se retiraran, los manifestantes lanzaban piedras y cohetes a los policías. Las mujeres y los niños se retiraron antes de que llegaran los agentes.

Un funcionario estatal que se encontraba en el interior del palacio, que pidió el anonimato, aseguró que antes de ser desalojados, los normalistas “lanzaron bombas molotov hacia el sótano del edificio”.

La SSyPC informó a su vez, que “los elementos antimotines actuaron bajo el protocolo de desalojo con respeto a los derechos humanos y restablecieron el orden al desalojar” a los inconformes.