Registra Ssa 5 mil 53 nuevos casos de Covid-19; son 77 mil 646 decesos
30 septiembre, 2020
Porfirio y Delgado, finalistas
1 octubre, 2020

Protestan orquesta y coro de Zacatecas por falta de pago

Integrantes de la institución pública durante su protesta. Foto Alfredo Valadez

Alfredo Valadez Rodríguez, corresponsal

Zacatecas, Zac. Decenas de integrantes de la Orquesta de Cámara y Coro del Estado de Zacatecas, se manifestaron este miércoles, bloqueando el crucero de las calles Hidalgo y Tacuba, en el centro histórico de la ciudad, y con la realización de un plantón en la plaza de armas, para exigir al gobernador Alejandro Tello Cristerna, cumpla acuerdos previos relacionados con el impago de seis quincenas de su salario, a un centenar de músicos y coristas de esta institución pública, a la que se ha denunciado, se quiso “desaparecer”, por presunta insolvencia financiera.

Arturo García Cuéllar, director de la Orquesta de Cámara y Coro del Estado de Zacatecas, informó en entrevista con La Jornada, que en esta institución tienen más de seis años de antigüedad laboral, “y es la primera ocasión que nos dejan de pagar, sin explicación alguna”.

Debido al adeudo, los músicos y coristas comenzaron a protestar y manifestarse púbicamente en el mes de Agosto, y fue hasta septiembre, cuando funcionarios de la administración estatal tuvieron acercamientos con los inconformes, dándoles diversas versiones de por qué, se les había dejado de pagar.

El hecho, indicó García Cuéllar, es que desde finales del año pasado, el Congreso del Estado de Zacatecas aprobó dentro del presupuesto del año 2020, los salarios de la Orquesta de Cámara y Coro. Pero desde julio, se suspendió a todos los integrantes de la institución, sus pagos, en un presunto intento por “desaparecerlos”, desde la administración estatal, con el argumento de que el gobierno estatal ya no tenía recursos por el Covid-19.

“El gobernador Alejandro Tello Cristerna, desinformado, salió y argumentó en declaraciones públicas, que ya no iban a pagarnos ‘porque el contrato se había terminado’, y luego tuvo que corregir. Luego quisieron cargar la responsabilidad al Instituto Zacatecano de Cultura… y bueno, se han enredado en una serie de procesos burocráticos, que nunca en el pasado se nos habían presentado”.

Los integrantes de la Orquesta y Coro, fueron acompañados este miércoles en su manifestación –que comenzó con una marcha por diversas calles y avenidas de la ciudad-, por miembros del Bloque Plural de Lucha Social y Sindical, cuyo vocero, Francisco Martínez, recordó que el gobierno estatal se había comprometido, a corregir las irregularidades, y no ha cumplido.

“Se suponía que había acuerdos, derivados de la huelga de hambre de Arturo García Ortega, subdirector de la Banda de Música de Zacatecas –quien se opuso a la “desaparición” de la Orquesta y Coro-, pero se incumplieron los acuerdos, y nosotros estamos aquí manifestándonos y apoyando a los compañeros”.

Francisco Martínez señaló que como organización “ya estamos cansados de tener un gobernador timorato, tenemos un gobernador tibio, que nos da su palabra pero no vale. Había acuerdos firmados pero no los cumplieron”.

ALBAÑILES Y EMPRESARIOS

Este miércoles coincidieron además, dos movilizaciones de grupos sociales contrastantes, que protestaban cada una por su parte, también, contra el gobierno estatal.

Una de ellas la encabezaron un pequeño grupo de albañiles y contratistas, pertenecientes a la Asamblea Comunitaria de El Bordo, municipio de Guadalupe, para exigir en pancartas trabajo y que haya obra pública “contratos”.

Por otra parte, también se manifestaron integrantes de la Asociación de Empresarios de Eventos y Fiestas de Zacatecas, entre quienes se estaban el exsenador Ramón Medina Padilla, ex dirigente estatal del PAN y Gerardo Romo Fonseca, ex Secretario General de Gobierno durante el sexenio de Amalia García Medina, ambos dueños de salones de fiestas y convenciones.

Los empresarios ordenaron montar mesas y sillas para banquetes en plaza de armas, como una forma de protesta, contra el gobierno de Alejandro Tello Cristerna, a quien acusan de mantener “asfixiado” económicamente a su sector, pues no se les ha permitido trabajar, por la pandemia del Covid-19, pero en una acción parcial, pues hay algunas empresas y negocios como bares y gimnasios, a los que se les permite operar sin problema desde hace dos meses.