Aprueba IMSS programa piloto para incorporar a trabajadores del hogar
30 enero, 2019
Aplican protocolo de retorno de migrantes a México
30 enero, 2019

Protestan por vertedero de residuos industriales en Coahuila

Desde 2015, pobladores se manifiestan por la instalación de depósito de residuos industriales en Coahuila. Foto Homero Aguirre /Archivo

Leopoldo Ramos, corresponsal 

Saltillo, Coah. Policías estatales dispersaron a unos 100 manifestantes que se oponen al funcionamiento de un vertedero de residuos industriales en el ejido Noria de la Sabina, en General Cepeda, y durante más de seis horas mantuvieron bloqueos y el cierre a la circulación de vehículos en los dos sentidos de la autopista de cuota entre Saltillo y Torreón.

Los campesinos y habitantes de Noria de la Sabina y otros ejidos cercanos al confinamiento de residuos industriales de la empresa Sociedad Ecológica Mexicana del Norte, Sociedad Anónima (Semnsa), emplazaron al presidente Andrés Manuel López Obrador a que de inmediato cierre del establecimiento que desde hace cuatro años recibe y confina aceites y otros residuos de las industrias.

Los campesinos aseguraron que durante la campaña presidencial del presidente Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a revisar los permisos que dependencias del gobierno federal emitieron a favor de la compañía, la cual es propiedad de la familia Calvert, de Saltillo, pues advirtieron que tanto los empleados de la empresa, como familias vecinas padecen enfermedades debido al contacto con productos químicos y basura industrial.

Los manifestantes bloquearon primero los carriles de la carretera libre y después llevaron la protesta a la autopista de cuota, que estuvo cerrada a la circulación desde las 12 horas de este miércoles. El bloqueo de la vía fue a la altura del kilómetro 32.

En la manifestación participaron vecinos de los ejidos Noria de la Sabina, Jalpa y San Antonio del Jaral, de General Cepeda, y del ejido Hipólito, de Ramos Arizpe, a quienes enviados de la Secretaría de Gobierno trataron de convencer de permitir el flujo de vehículos, pero al no obtener resultados, enviaron a la Policía Estatal.

“Los cerca de 100 manifestantes solicitaron la presencia del coordinador general del gobierno federal en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, y el cierre del segundo Centro Integral para el Manejo y Aprovechamiento de Residuos Industriales (CIMARI) de la localidad para evitar que se continúe con el reciclaje, tratamiento y confinamiento controlado de residuos peligrosos. La exigencia es que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla su palabra de suspender la operación del CIMARI de General Cepeda, donde reciben desechos industriales”, informó la Secretaría de Gobernación, en un comunicado.

Dijo que agentes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado “se presentaron en el lugar para brindar el apoyo y liberar las vías públicas de comunicación”. El desalojo de los manifestantes fue sin violencia, informó la dependencia.

La empresa desmintió el señalamiento de los quejosos respecto a que a los trabajadores se les inyecten sustancias para soportar la contaminación, o “que alguno de los trabajadores de esta empresa haya sido hospitalizado a causa de las labores que aquí desarrolla. La empresa Semnsa niega categóricamente que como parte de sus procesos se lleven a cabo prácticas que vayan en contra de la salud de los trabajadores.

“Carente de toda veracidad es además que no se lleve a cabo ningún tipo de inspección; están documentadas, tanto por la empresa como por las autoridades en la materia, las inspecciones que de forma regular se llevan a cabo para verificar el cabal cumplimento de la ley en la operación de la planta”, señaló.

Acusó a “una serie de actores que bajo oscuros intereses y de acuerdo a algunos indicios mal informan y engañan a la población de la zona rural sobre la operación de la empresa, además de que presuntamente distribuyen dinero para alentarlos a participar en acciones delictivas como el cierre de vías de comunicación”.

JSL
JSL