Urge reforma eléctrica para evitar alza en tarifas: AMLO
24 noviembre, 2021
Por segundo día consecutivo Sedena intercepta aeronave con droga
24 noviembre, 2021

Rechaza AMLO que hubiera ‘dedazo’ para elegir a nueva ministra de SCJN

La nueva ministra de la Corte, Loretta Ortiz, durante su comparecencia en el Senado el 19 de noviembre de 2021. La acompaña el senador Ramón Menchaca, presidente de la Comisión de Justicia. Foto: José Antonio López

Fabiola Martínez y Roberto Garduño

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo hoy que ya no sirven los métodos de elección antiguos como el tapado, la cargada, el dedazo, el acarreo o besamanos. En ese contexto rechazó que haya ordenado al Senado la elección de Loretta Ortiz, como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Envío la terna para que elija el Senado a la ministra o el ministro; tres, dos mujeres y un hombre, de primera los tres. ¿Ustedes creen que yo mandé a hablar a Monreal y a decirle la línea es esta, quiero que quede Loretta?.

“¿O le pedí al secretario de Gobernación: habla con Monreal para que lo orientes, como era antes? ¡No! Ellos ahí es su facultad de los senadores. Ahí hicieron sus arreglos, llegaron a un acuerdo, ya deciden ellos”, señaló en conferencia de prensa.

“Si yo me meto, pierdo autonomía moral y entonces no estaríamos promoviendo un cambio, una transformación, estaríamos simulando, sería más de lo mismo, un poco de lo que hicieron en el 2000, de cómo engañaron de que habría un cambio y fue más de lo mismo, gatopardismo.

“No, esto es una transformación profunda de la vida pública, por eso hablamos de la cuarta transformación, pacífica pero igual de profunda. Si no, qué caso haber llegado aquí, ¿tanta lucha, de tanta gente, para hacer lo mismo?

“También pedirles a ustedes (periodistas) ya, sacudanse eso, eso ya, como se dice coloquialmente, ya no rifa”, dijo.

Recordó que los usos y costumbres vinculadas a la línea y el dedazo fueron creados por Porfirio Díaz y se mantuvieron por mucho tiempo a pesar de la Revolución.

“Eso ya se terminó, por eso estamos viviendo tiempos interesantes”, señaló.

El tema surgió porque se le dijo que un funcionario recibe en su oficina a posibles candidatos de Morena al gobierno de Quintana Roo.

El mandatario dijo que una reunión o una fotografía no incide en decisiones que se toman en las urnas.

“Pueden venir aquí conmigo y tomarse la foto; yo no le puedo negar a nadie. Imagínense si me encuentran en un acto y me dicen ‘quiero tomarme una foto con usted’, ni modo que yo les diga no, porque tú eres candidato. Pues me la tomo.

“¿Y eso qué resuelve? Nada. Ya la gente está muy consciente, muy avispada; están los ciudadanos más informados, conscientes que la llamada clase política, esos son los que se quedaron rezagados, porque la gente va a la vanguardia, es el pueblo el que está gobernando”.

Ese es el cambio de fondo – indicó- «porque antes era lo que decía Aguilar Camín, Krauze, Castañeda. Les iba muy bien por estar al servicio del régimen».

«Antes un artículo en el New York Times o en el Washington Post era demoledor . Ahora están desacreditados», expuso.