Implementan SSPE y Profepa operativo para prevenir delitos ambientales
14 abril, 2016
Entrega SEDARH semilla a productores de venado
14 abril, 2016

Refresqueras encubren daños a la salud: investigadora

Un residente compra refrescos en una tienda de la Ciudad de México. Foto Xinhua

Por Blanca Juárez

Ciudad de México. La industria refresquera, particularmente Coca-Cola, ha financiado a investigadores, universidades y asociaciones para que desarrollen estudios que encubran los daños a la salud provocados por las bebidas azucaradas.

Así lo señaló ayer Marion Nestle, autora de seis libros sobre nutrición. En el país la Federación Mexicana de Diabetes y el Instituto Tecnológico de México (ITAM) han tenido convenios con esa marca, afirmó Alejandro Calvillo, director de ‘El Poder del Consumidor’.

El activista reveló que el ITAM fue la institución elegida por Coca-Cola para evaluar la pertinencia del impuesto a los refrescos, y la Asociación de Escuelas y Facultades de Nutrición llevó a cabo un congreso patrocinado por la industria azucarera. Además, aseveró, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la refresquera instituyeron un premio para la investigación en biomedicina.

“Quien hace ciencia independiente no va a entrar en el juego”, sentenció en conferencia de prensa. Asimismo, desestimó esos análisis, pues “ninguno de los estudios pagados se publican después en revistas científicas”, lo que podría quizás avalarlos.

Marion Nestle, profesora de la Universidad de Nueva York y considerada la segunda mujer  más poderosa en temas de alimentación en Estados Unidos, señaló que en 2009 el Senado de su país discutió una iniciativa para cobrar un gravamen a las bebidas azucaradas. Para impedirlo, las empresas refresqueras gastaron 40 millones de dólares tan sólo en cabildeo.

En México ese impuesto sí se aprobó, “desgraciadamente, porque la realidad nos ayudó”, explicó Calvillo, quien fue uno de los principales promotores de esa medida para desincentivar el consumo. Recordó que éste es el país con el mayor número de muertes asociadas a las bebidas azucaradas: 24 mil 100 cada año.

El alto consumo de refrescos ha disparado la prevalencia de diabetes, que ahora es de 14 por ciento en los adultos, y se prevé que uno de cada tres niños nacidos después de 2010 podría desarrollar esa enfermedad. Ese padecimiento ocasiona de alrededor de 75 mil amputaciones anuales y es la primera causa de ceguera, añadió Calvillo.

Y las empresas lo saben, pues, al menos en Estados Unidos, han reportado que uno de los riesgos de sus ganancias son todas esas advertencias, informó Marion Nestle. El año pasado se dio a conocer que Coca-Cola, mediante la Red Global de Balance Energético, sufragó investigaciones de científicos. La propia compañía tuvo que revelar los nombres de alguno de los beneficiados.

Tras el escándalo, autoridades de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado se vieron obligadas a devolver un millón de dólares que habían recibido para realizar un estudio que restó importancia a la relación que existe entre los refrescos y la obesidad.