EU y México deportan niños no acompañados «a situaciones de peligro»: AI
11 junio, 2021
Discurso de “odio no está protegido por la Constitución”: Zaldívar
11 junio, 2021

Refuerza el INM acciones para optimizar labor migratoria

Migrantes se dirigen a la frontera norte. Foto Víctor Camacho / Archivo

El Grupo de Trabajo sobre Gestión Fronteriza, coordinado por el Instituto Nacional de Migración (INM), acordó reforzar los mecanismos para el intercambio de información sobre redes de tráfico y trata de personas, que permita fortalecer las acciones y optimice la labor migratoria de los países integrantes de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM)

El propósito es promover acciones conjuntas e implementar tareas de protección y salvaguarda de los derechos humanos e integridad de las personas migrantes.

En el marco de la XXVI Conferencia Regional sobre Migración (CRM), el Comisionado del INM, Francisco Garduño Yáñez, expresó la importancia de la cooperación internacional para atender los flujos migratorios de manera segura, ordenada y regular, en apego al respeto a los derechos humanos y con una visión humanitaria.

En la sesión, realizada de manera virtual, los representantes de los once países miembros de la CRM comentaron sus experiencias respecto a los flujos migratorios irregulares extra-regionales, es decir, los provenientes de naciones del Caribe, África y Asia.

En este sentido, se propuso iniciar la elaboración de un Protocolo Regional para la atención de la población extra-regional, así como un mecanismo para facilitar acciones de asistencia y protección.

Por la importancia que implica la migración extra-regional, se planteó que esta situación sea abordada con la Conferencia Suramericana sobre Migraciones en septiembre próximo, a fin de mantener un diálogo con los países de esa región por donde -se indicó- transita la migración extra-regional.

La XXVI CRM está integrada por 11 países del Continente Americano: Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, todos ellos interesados en promover políticas públicas que visibilicen y fortalezcan los derechos, garantías y protección de las personas en contexto de movilidad.