Brasil firma acuerdo para adquirir 20 millones de vacunas Covaxin
25 febrero, 2021
AMLO ante el pacto patriarcal
26 febrero, 2021

Reportan 35 homicidios vinculados al narcotráfico, en 4 estados

Refugiados en la unidad de Salud de la comunidad El Pescado, aledaña a la de Hacienda de Dolores. Foto La Jornada

La Redacción

Al menos ocho presuntos integrantes de la organización criminal La familia michoacana muertos, así como dos mujeres secuestradas, dejó un enfrentamiento armado ocurrido la mañana del jueves con los habitantes del poblado Hacienda de Dolores, municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero, informaron los lugareños, quienes reclamaron la presencia de autoridades federales y estatales.

La incursión del grupo delictivo a la comunidad, anexo del ejido Los Guajes de Ayala, en la región de Tierra Caliente, comenzó alrededor de las 7:30 horas, relató vía telefónica Javier Hernández, secretario ejidal y concluyó cerca de las 14 horas.

Los vecinos de Hacienda de Dolores les hicieron frente, pero en la refriega los agresores se llevaron a dos mujeres, de las cuales hasta ahora se desconoce su identidad y su paradero. Los pobladores demandaron la presencia del Ejército y de la Guardia Nacional por la serie de ataques en las comunidades El Pescado y Hacienda de Dolores.

Los cuerpos de cinco presuntos delincuentes quedaron tenidos en calles de la localidad y los de los tres restantes pistoleros abatidos fueron recogidos y trasladados por miembros de La familia michoacana, relataron testigos.

En redes sociales circuló un video en el que observa a mujeres y niños de diferentes edades, que se encuentran refugiados en la unidad de Salud de la comunidad El Pescado, aledaña a la de Hacienda de Dolores, y claman por ayuda en medio de la balacera.

“¡Pedimos a las autoridades que vengan, aquí hay muchos niños, hay enfermos, por favor vengan! ¡Aquí no tenemos con qué defendernos!”, implora una mujer al tiempo que se aprecian mujeres de la tercera edad y menores de varias edades.

Tras las llamadas de auxilio, alrededor de las 15 horas arribaron 20 efectivos militares a bordo de un helicóptero del Ejército Mexicano a la unidad de salud de El Pescado, donde había cerca de cien residentes de la comunidad, precisó Javier Hernández.

La aeronave realizó un segundo viaje y trajo a otros 20 soldados, pero el operativo «trajo incertidumbre entre los pobladores».

“Demandamos la presencia del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional para evitar una confrontación mayor», alertó el secretario ejidal.

Lamentó que ninguno de los tres niveles de gobierno atendió el llamado que hizo la asamblea del pueblo hace 15 días. “Queremos que intervenga el gobierno para evitar más enfrentamientos, y sobre todo más muertes”, subrayó.

La diputada federal petista María del Carmen Cabrera Lagunas solicitó por escrito, el pasado 23 de febrero, a los titulares de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González, y al de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, la instalación de un retén en los municipios de Coyuca de Catalán y de San Miguel Totolapan, para hacer frente a las bandas criminales que operan en la región, dedicadas a la tala ilegal.

Matan a 35 personas en cuatro entidades

Doce personas fueron ultimadas en Chihuahua, cuatro de ellas en un solo evento; los cuerpos quedaron en un campo de agricultura de la comunidad menonita del municipio de Cuauhtémoc, informó el jueves la Fiscalía General del estado (FGE).

Precisó que el resto de homicidios ocurrieron entre el miércoles y ayer en las ciudades de Chihuahua, Juárez y el municipio de Urique.

Autoridades de Jalisco, en tanto, reportaron el asesinato de 13 personas, entre ellas dos mujeres, en los municipios de Guadalajara y Tonalá.

En Michoacán, se dio a conocer la localización de los cadáveres de seis hombres de entre 30 y 35 años de edad, en la tenencia de Copetiro, municipio de Tacámbaro. Tenían huellas de tortura y varios impactos balas, precisó la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

En los municipios de Irapuato y Pénjamo dos mujeres y dos hombres fueron asesinados, indicó la FGE de Guanajuato.

En Colima, la fiscalía del estado dio cuenta del hallazgo del cuerpo una mujer en una fosa clandestina en el municipio de Manzanillo. En la exhumación participaron autoridades y colectivos de familiares de personas desaparecidas.