Busco hacer cine que pase por el cerebro y las tripas: Michel Franco
30 junio, 2017
Prolonga Rusia embargo a alimentos occidentales hasta fines de 2018
30 junio, 2017

Reservada, información de “precedentes” del Inai, determina

Sesión en el Inai en mayo pasado. Foto Francisco Olvera

Alonso Urrutia

Ciudad de México. En respuesta a la solicitud de un particular de acceder a la base de datos de precedentes del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Inai), este organismo determinó reservar esa información, entre otros aspectos, porque se trata de información confidencial y un insumo para uso exclusivo de los funcionarios del Inai.

Asimismo, porque elaborar versiones públicas del contenido de esta información sería técnicamente muy complejo por la cantidad de datos personales contenidos.

Aun cuando en su origen la propuesta de resolución elaborada por el comisionado Joel Salas venía en sentido de darle apertura a esta información bajo un esquema de “datos abiertos, como parte de un principio de gobierno abierto”, el sentido de la resolución fue contrario.

Si para Salas, en su proyecto “la ley es clara al establecer que toda información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo público de los tres poderes, es pública y sólo puede ser negada por razones de clasificación en los términos o reserva y en los términos que fijan las propias leyes”, para el resto de los comisionados esto implicaría dar acceso a información confidencial.

Durante la última sesión del Inai, el tema generó polémica la referida base de datos -de precedentes-fue construída para que los funcionarios del organismo pudieran tener acceso de los precedentes existentes como soporte para elaborarar las resoluciones. Pero en los hechos -argumentó el comisionado Oscar Guerra, quien elaborará la nueva resolución- contiene mucha información que es “totalmente confidencial”.

En sus argumentos señaló que sobre la base de que todas estas bases de datos de organismos deben ser públicos, implicaría que instancias como el Inegi revelara absolutamente toda su información, lo cual sería absolutamente inviable. Asimismo, se señaló que en su caso, ningún sujeto obligado deberá elaborar documentos ad hoc para responder a una solicitud de acceso a la información, lo cual es el caso, por lo que al final se determinó reservar la información.