Recuperación económica será “lenta y tortuosa”: BBVA
15 julio, 2020
Dona el papa Francisco tres respiradores a México
15 julio, 2020

Se reforzará seguridad en Salamanca y en su refinería: AMLO

“En el caso de Salamanca, como complemento de las obras, se busca dar mayor seguridad a la entidad y a la refinería”, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador. Imagen tomada de la transmisión de la conferencia desde Salamanca, Guanajuato

Al supervisar las obras que se realizan como parte del plan nacional de rehabilitación, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la recuperación de la capacidad de producción de las seis refinerías es estratégico para alcanzar el objetivo de producir la totalidad del consumo de gasolina en 2023. Para ese año el plan es dejar de comprar ese combustible en el extranjero y de vender petróleo crudo con obras financiadas con recursos presupuestales y sin endeudamiento.

En el caso de Salamanca, como complemento de las obras, se busca dar mayor seguridad a la entidad y a la refinería porque parte central del incremento de la delincuencia obedecía al robo de combustible. Este ilícito no se realizaba a través solamente de las tomas clandestinas “sino había contubernio, es decir actuaban de conformidad, de común acuerdo como asociación delictuosa, autoridades, malos funcionarios de Pemex y delincuencia organizada a no hay esa impunidad”.

Acompañado del gobernador de extracción panista, Diego Sinhue Rodríguez, el mandatario aseveró que la rehabilitación permitirá que en las seis refinerías que operan actualmente Pemex se deberán procesar para 2023 1.2 millones de barriles diarios de petróleo. Para 2023, con la entrada en operación de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, se incrementaría a un millón 540 mil barriles la refinación por lo que se estudian dos opciones, entre ellas, un nuevo tren de refinación en la Cangrejera, en Veracruz para satisfacer la demanda total de gasolinas.

Recordó que la política energética seguida en los últimos sexenios de abandonar a Pemex derivó en que al iniciar esta administración las refinerías mexicanas operaban, en promedio, al 38 por ciento de su capacidad en tanto que en la actualidad, una refinería en Estados Unidos trabaja al 90 por ciento.

En su oportunidad, el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza mencionó que como parte del plan de rehabilitación se identificaron al comenzar la administración 30 plantas con rezago en el mantenimiento y necesidad de reparaciones para darles confiabilidad operativa y continuidad en la producción. Informó que el año pasado ya se repararon 3; en este año se trabajaran 5 más, por lo que quedarán pendientes 10 para 2021; 8 en 2022 y 7 para 2023.

Dio a conocer que a pesar de la crisis en el mercado petrolero internacional Pemex no ha dejado de pagar a sus proveedores. A la fecha, según dijo, se han realizado pagos por 39 mil 537 millones de pesos asociados en el 80 por ciento a los trabajos de rehabilitación de refinerías. Aun quedan pendientes de pago 4 mil 366 millones de pesos que se estarán cubriendo en las próximos meses gracias.

Por su parte, la secretaria de Energía, Rocío Nahle aseveró que en el caso de la refinería de Salamanca se detectó la necesidad de 15 operaciones mayores de reparación para este año con un avance actual de 67 por ciento. Reportó que en el resto de las refinerías el avance en las metas fijadas para 2019-2020 es: Cadereyta, 75 por ciento; Madero, 33 por ciento; Minatitlán, 71 por ciento, Salina Cruz 85 por ciento y Tula 89 por ciento.

Reconoció que la necesidad de parar algunos días en Salina Cruz y Minatitlán, a causa del sismo reciente provocó una reducción en la producción de esas plantas.