Verdad histórica de Ayotzinapa se hizo con pruebas fabricadas: fiscal
24 septiembre, 2021
Sentencian a prisión a ladrón de pinturas de Van Gogh y Frans Hals
24 septiembre, 2021

Se suman a paro de labores trabajadores de la salud en Guerrero

Protesta de trabajadores de la Secretaría de Salud en Guerrero, el 8 de febrero de 2021. Foto La Jornada

Sergio Ocampo Arista, corresponsal

Chilpancingo, Gro. Este día se sumaron al paro de labores cientos de médicos, enfermeras y personal administrativo de la mayoría de hospitales y centros de salud en el estado de Guerrero, en demanda de que el gobierno federal, y estatal les otorguen sus plazas de base.

Los trabajadores llevaron a cabo una marcha en Chilpancingo, en donde también se sumaron empleados eventuales al paro de labores que inició desde hace cinco días en 14 hospitales, y 400 centros de salud en la entidad que demandan el pago de un fondo de 17 mil 500 pesos.

Además demandaron que se les reintegren al menos 21 de sus prestaciones sociales por parte del ISSSTE. «Luchamos para que el gobierno nos otorgue la base, debido a que estamos trabajando en un estado de indefensión; tenemos un salario muy bajo, carecemos de prestaciones sociales, e incluso ni siquiera tenemos derecho a la salud», denunció el médico Juan Pablo Sánchez Miranda.

Mencionó que «son más de cinco mil trabajadores los que están en esta situación, algunos con contrato, que se les renueva cada seis meses, y otros que están en la lista de raya».

Aseguró que ahora que los trabajadores de base y los formalizados están en paro de labores » nosotros tenemos más carga de trabajo, sobre todo en urgencias».

Pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador, que cumpla con su promesa de basificar a los trabajadores de la salud del país que no tuvieran su base. Desde hace tres años el presidente viene repitiendo lo mismo, y no vemos que cumpla, nosotros aún confiamos en él».

Por otro lado, señaló que «en el hospital de Atoyac de Álvarez, la mitad del personal se contagió de coronavirus, y solo les dieron ocho días de reposo, y los obligaron a regresar a trabajar».

Otro trabajador afirmó que «dos compañeros que trabajaban en centros de salud en comunidades de la Sierra de Atoyac se contagiaron y murieron por este virus, sin que las autoridades de la Secretaría de Salud les diera una indemnización» a sus familiares.

Finalmente Frida Gutiérrez Mayo, acusó que en el hospital de Atoyac de Álvarez, las autoridades de la Secretaría de Salud, en complicidad con la líder de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTS) Beatriz Vélez Núñez, otorgaron bases a personas que no tienen la antigüedad laboral; son gente incondicional de la dirigente, y dejan fuera de este beneficio a trabajadores que tienen de 11, hasta 20 años laborando».