INE avala spots electorales de agrupaciones civiles
30 abril, 2018
Charros RG2 “B”, de Soledad, gana el Campeonato Estatal 2018
30 abril, 2018

Senado cierra periodo ordinario de sesiones

Sesión del Senado del pasado 26 de abril. Foto Yazmín Ortega Cortés

Andrea Becerril y Víctor Ballinas 

Ciudad de México. El Senado cerró los trabajos del período ordinario, el último de la legislatura, con una sesión solemne a la que asistió el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, en la que el PRI y la oposición confrontaron posturas sobre la administración de Enrique Peña Nieto, priístas no dejaron pasar la oportunidad para advertir sobre el peligro representado por candidatos presidenciales “mesiánicos”, pero al final hubo abrazos y la foto del recuerdo.

El coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, sostuvo que “quien piense que puede llegar a la presidencia de la república y destruir las instituciones, va a destruir a México”.

El presidente del Senado, Ernesto Cordero, advirtió desde el pleno del Senado que el país vive “un intenso proceso electoral que definirá el rumbo a seguir en los próximos años” y por ello, “debemos ser contundentes: o defendemos o fortalecemos nuestras instituciones o la confrontación cegada por la mutua descalificación de las fuerzas políticas, limitará la capacidad para sacar adelante al país”.

Cordero insistió: “nuestras instituciones no están blindadas. No se debe bajar la guardia ni un instante”, porque “el retroceso acecha en cada esquina” y “décadas de avance se pueden perder en un cerrar y abrir de ojos”.

Igualmente, al hablar a nombre de la Junta de Coordinación Política, la priísta Ana Lilia Herrera, consideró que en medio de un “agitado proceso electoral, ni la ocurrencia ni el discurso del odio, deben mirar con nostalgia al pasado”.

Agregó que México “ya no es terreno fértil para el fundamentalismo, el paternalismo o para mesianismo. Para fortuna de nuestra nación, el caudillismo quedó atrás hace mucho tiempo”.

El coordinador de los senadores del PAN, Fernando Herrera, expuso que confía en que el próximo primero de julio, el voto ciudadano “premiará el esfuerzo responsable por las causas justas y castigará la ineficiencia, la corrupción y la impunidad”.

Defendió las reformas estructurales aprobadas en esa legislación, pero, resaltó “a los avances legislativos les ha faltado un gobierno eficiente. “Hemos puesto buenas reformas en manos que quizá no las han aplicado con la suficiente diligencia, por eso nuestra economía crece menos que la brecha de la desigualdad”.

Herrera agregó que la república “vive azorada por los escándalos de corrupción de la clase política”.

En su turno, el coordinador del PT Morena, Manuel Bartlett, sostuvo que durante los cinco años y ocho meses de la legislatura, el Senado aprobó reformas que ponen en riesgo la soberanía, como la energética, que dio paso a la privatización del petróleo y la electricidad, la militarización de la seguridad pública y los puertos, así como las reformas laboral y educativa, que vulneraron derechos de los trabajadores y los maestros.

Bartlett insistió en que el presidente Enrique Peña Nieto deja un país dominado por la violencia y la inseguridad y en la debacle económica.

También el coordinador del PRD, Luis Sanchez consideró que las reformas fueron lesivas para el país, especialmente la energética. “Es cierto, no se vendió un solo tornillo de Pemex, pero se deja que la empresa se oxide para que no pueda competir con los monopolios internacionales.”.

La intervención de los coordinadores parlamentarios fue de acuerdo a la membresía de cada bancada. El priísta Emilio Gamboa fue el último en intervenir y lo hizo para rechazar los señalamientos de Bartlett y de Herrera. Sostuvo que se logró aprobar la agenda de reformas más grande y compleja de toda la historia del país y detalló cada una de ellas.

Gamboa Patrón agregó que se va satisfecho de todo lo que se hizo, “Más allá del calor del debate o de la ideología, nos unen lazos de amistad y de fraternidad”. Pidió un minuto de silencio para los cuatro senadores fallecidos en la legislatura.

A la sesión solemne acudieron la secretaria de la Función Pública, Arely Gómez González, el director del Infonavit, David Penchyna Grub, el subsecretario de Sedesol, Eviel Pérez Magaña, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, los ex presidentes del Senado, Roberto Gil Zuarth y Pablo Escudero, el dirigente del sector popular del PRI, Arturo Zamora, Rabindranath Salazar, Sonia Mendoza y María Elena Barrera Tapia, todos ellos senadores con licencia.

Al final, los 67 senadores que asistieron a la sesión solemne, poco más del 50 por ciento del total de integrantes de esa cámara, se tomaron la foto del fin de la legislatura. Ya no sesionarán más, a menos que haya un periodo extraordinario.

JSL
JSL