Policías federales enviados a entidades amagan con un paro
9 octubre, 2018
Crece ‘Michael’ a categoría 2; avanza por el Golfo de México
9 octubre, 2018

Simuladores ayudan a capacitar pilotos de la Armada

Los simuladores son diseño de una compañía canadiense. A través de un sistema de control se programan los diferentes escenarios marítimos con una sensación real, auténtico de alta mar; y bocinas estereofónicas para reproducir sonidos del clima y aeronaves. Foto: César Arellano

César Arellano García

La Paz, Baja California Sur. Pilotos de la Fuerza Aérea Armada de México se capacitan en el Centro de Adiestramiento Integral de Supervivencia del Mar, (Ceaismar), con simuladores de prácticas en tiempo real de última generación. Gracias a estos dispositivos, los elementos incrementan sus capacidades de rescate y resistencia para salvaguardar sus vidas ante cualquier emergencia, así como la del personal que opera unidades de superficies aéreas y terrestres en funciones de guardia costera.

Los simuladores son diseño de una compañía canadiense. A través de un sistema de control se programan los diferentes escenarios marítimos con una sensación real, auténtico de alta mar; y bocinas estereofónicas para reproducir sonidos del clima y aeronaves. Los elementos reciben técnicas de supervivencia en tierra, aire o mar.

Mediante un generador de oleaje se obtiene diferentes estados del mar con olas artificiales de hasta dos metros de altura. El sistema de efectos ambientales proporciona fuerte viento, lluvia, neblina, relámpagos y la distinta iluminación de las horas del dia. Mientras que el sonido reproduce ruidos de motor de aeronaves, tormentas, truenos, impacto de un helicóptero, avión o colisión de un buque.

En un ejercicio de exhibición, personal de la Marina Armada de México saltan desde una plataforma de cinco metros a una enorme alberca de olas artificiales en medio de una fuerte tormenta, simulando el abandono del casco de un buque a punto de hundirse. De inmediato los náufragos son rescatados por paramédicos que desciende más de ocho metros de altura con una cuerda como si lo hicieran desde un helicóptero.

A través de una cabina de escape subacuática se simula el accidente de una aeronave con tripulantes en su interior que cuentan con sólo 15 segundos para salir a flote. Ahí se enseña a las tripulaciones de vuelo y transporte las técnicas de posición de seguridad y procedimientos de manera eficiente y segura para escapar de una aeronave que ha caído al mar.

Otro de los ejercicios son una familiarización con el medio acuático a través de la silla de escape invertido. Un par de asientos, en una base giratoria, se montan en una plataforma fija instalada en la zona menos profunda de la alberca. Ahí se realizan ejercicios de adaptación al agua mediante amnesia y con equipos de respiración de emergencia. El objetivo que el alumno tenga la capacidad para ajustar la posición de seguridad y planificar el proceso de escape así como la confianza y seguridad para actuar en un medio donde el hombre no está adaptado.

El simulador puede replicar la cabina de cinco tipos de aeronaves (con capacidad para 24 elementos) que emplean la Armada de México en el desarrollo de sus operaciones. Con esta tecnología también se puede capacitar al personal de transporte.

Ubicado en instalaciones de la Escuela de Aviación Naval, el Ceaismar se creó el 16 de febrero de este año y cuenta con las instalaciones más modernas y tecnología de punta único en América Latina. Actualmente instruye a 30 marinos.

“La principal misión es preparar al personal de la Armada de México en la supervivencia en la mar a fin de que cuente con la capacidad de minimizar los riesgos asociados a una emergencia”, señaló el capitán de fragata del cuerpo general, piloto helicopterista Andrés Enríquez Vargas, director del Ceaismar.

“En este centro de supervivencia es dónde llevamos a cabo la capacitación del personal de la Armada de México. Se realizan diferentes entrenamientos de supervivencia en la mar tanto a personal de aviación, de tripulaciones de las unidades de superficie y tropas de infantería de Marina”, explicó.

La semana pasada, la Escuela de Aviación Naval de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) cumplió 75 años. Han egresado 305 pilotos de la especialidad de ala fija en 41 generaciones; de la especialidad de ala móvil 278 pilotos mediante 42 generaciones, y de aeronáutica naval, 286 pilotos, quienes en conjunto han completado 103 mil 843 horas de vuelo real.

JSL
JSL