Qué tipo de prensa pueden hacer los comunistas mexicanos
27 septiembre, 2021
Sismo de magnitud 5.8 sacude la isla de Creta, Grecia
27 septiembre, 2021

Sin justicia no habrá paz en el país: Rosa Icela Rodríguez

La titular de la SSPC, durante el encuentro con La Jornada, el 25 de septiembre. Foto: Víctor Camacho

Miguel Ángel Velázquez

Sin sonar campanas de alarma, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, admite que la impunidad puede poner en riesgo el proceso de paz que se ha iniciado en el país. Explica cómo el organismo perderá el olor a pólvora con la próxima incorporación de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional y se transformará en una secretaría para la paz.

No obstante, niega que sea el aparato judicial, en su totalidad, el que pudiera hacer fracasar el esfuerzo para conseguir una forma de convivencia alejada de la violencia como se lo ha planteado el gobierno de la República.

“A veces quisiéramos que el proceso de pacificación tuviera un ritmo más ágil, y que en este tiempo pudiéramos decir que se atajaron los delitos que aún tenemos pendientes, pero todavía hay desafíos que enfrentar, y lo estamos haciendo a diario, con mucha perseverancia, con la confianza de que el país pueda llegar a la tan anhelada pacificación.”

–El pero resulta de los mismos proyectos que nacen desde el gobierno. El Presidente anunció que la Guardia Nacional será asimilada por la Secretaría de la Defensa Nacional; si es así, ¿qué va a pasar con esta secretaría, con el esfuerzo realizado por la misma Guardia Nacional en el esfuerzo de pacificación?

–Yo creo que será para mejor. Me explico: primero, el Presidente está por presentar la iniciativa para que el mando de la Guardia Nacional deje de ser civil, y pase a ser un mando militar, y esto es bueno, porque a nadie se engañó, todos sabían que la Guardia Nacional está conformada por tres áreas: la Policía Militar, que es casi 60 por ciento, un poco más; la Policía Naval, que es alrededor de 20, 25 por ciento, y el resto de algunos policías federales.

“Entonces, la gran mayoría de los elementos de la guardia son militares, y los militantes han llevado una capacitación, un entrenamiento militar y ellos obedecen a militares…”

–¿Entonces se viene una transformación en esta secretaría?

–Esta secretaría es más que solamente la Guardia Nacional, que es un elemento importante para esta dependencia y también para el gobierno de México, pero esta secretaría tiene también a todos los penales federales; tiene toda la materia de protección civil, es decir: desastres naturales, sismos e inundaciones. También la cuestión de los secuestros, y es este organismo el que encabeza el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, que es el que se encarga de proveer de recursos a los estados de la República en materia de seguridad… La Policía Cibernética, la Policía Científica, el Centro Nacional de Inteligencia –antes Cisen–, en fin, nosotros tenemos la coordinación de todas las secretarías de los gobiernos estatales. Trabajo no va a faltar.

Rosa Icela Rodríguez puntualiza sobre los alcances de la labor de la dependencia que sin la Guardia Nacional, parecería haberse quedado sin dientes, pero a la pregunta responde: “La secretaría tiene una tarea básica, coordinar las mesas de pacificación de todo el país, y la coordinación del Gabinete de Seguridad. Aquí se lleva la mesa de trabajo para darle seguimiento a todo lo relativo al robo de hidrocarburos, aquí se lleva todo el seguimiento de los secuestros. El Presidente ha decidido que esta secretaría encabece todas las acciones de pacificación”.

La titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana está consciente de que hay condiciones bien identificadas sin las cuales no podría darse la paz. “Hay una premisa básica: si no hay justicia, pues no habrá paz, y no hay justicia si hay impunidad, esa es una de las cuestiones más importantes que nosotros tenemos que buscar.”

Explica que hay razón cuando se pone en tela de juicio el quehacer del aparto judicial, “porque un delincuente sale libre después de cometer un ilícito, pero a veces es responsabilidad nuestra, hay que decirlo. Hay que agarrar el espejo y ver en qué estamos mal para corregir el camino”.

–La pregunta es obligada: quienes procuran justicia ¿podrían hacer peligrar el proceso de paz?

–Como en todas partes, hay jueces honestos que están haciendo bien las cosas, pero hay otros en las áreas de seguridad que están en otras cosas, en la superficialidad, en las banalidades y no hacen su trabajo. No critico a todo el sistema, hay avances, pero no son suficientes. Repito: hay jueces que hacen bien las cosas, y hay otros que pasan 20 años, 15 y no dictan una sentencia, y hacen que las cárceles estén llenas; no me refiero solamente a los federales, también a los del fuero común, a los de las cárceles de los estados. Y es todo un tema porque la gente sigue encarcelada sin ser sentenciada. En fin, hay varios retos que tenemos enfrente, pero yo no quiero decir que todo va bien. En el Ejecutivo también tenemos retos, también hay personas corruptas del sistema en muchos lugares, hay gente que está cruzada de brazos, y no tienen las pilas puestas respecto de lo que significa lo que tenemos encima. La gente quiere, nos exige resultados y nos dice: “¿para qué llegaron si no ha cambiado nada?” Lo dicen con justa razón, porque hay muchas zonas donde no cambian las cosas y es desesperante. Vuelvo a la tesis: si no hay justicia, no habrá paz. Estoy de acuerdo, la impunidad puede poner en peligro el proceso de paz, pero la impunidad está en todos los tramos de la comisión de un delito. No nada más son los jueces, los ministerios públicos, también somos las policías.

Rosa Icela Rodríguez comparece ante el Senado, junto a ella los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina; también el de Gobernación; la foto es impresionante. Es imposible preguntar sobre su significado.

–¿Cómo lo leyó la secretaria?

–Todos los esfuerzos del gabinete de seguridad están encabezados por el señor Presidente. Las fuerzas armadas tienen un comandante supremo, y todos los acuerdos que se toman en coordinación entre nosotros. Los compañeros fueron muy solidarios conmigo al acompañarme al Senado. Es pura solidaridad de los compañeros que nos vemos todas las mañanas, estemos cansados o no. Los que tenemos que levantarnos a las cuatro de la mañana para preparar lo que se va a presentar al Presidente en el reporte que se da a las seis en punto. Entonces se hace un buen ambiente, de compañerismo, de solidaridad. Nosotros tenemos muy clara la línea de esto que ya no es un proyecto, la Cuarta Transformación –cierra la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana– es una realidad, un hecho.