Convocatoria para Congreso de Morena, sin validez: secretarios
12 noviembre, 2019
Realizan cuarto Encuentro ‘En Busca de la 11ª Musa’
12 noviembre, 2019

Tras ríspido debate, Rosario Piedra toma protesta al frente de la CNDH

Perspectiva de la Sala de Sesiones del Senado de la República durante el debate. Foto Yazmín Ortega

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Ciudad de México.  Rosario Piedra Ibarra rindió protesta ante el pleno del Senado de la República como nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), entre gritos y empujones de senadores del PAN, que fueron apagados por las consignas de los senadores de Morena, quienes hicieron sentir su mayoría para proteger a la activista, ante el embate de los blanquiazules.

La nueva titular de la CNDH fue llevada hasta la tribuna y ahí, pese a la algarabía y el desorden reinante, con pancartas de “fraude” de los panistas cerca de la cara, rindió la protesta de ley, vestida de negro, portando en el pecho un enorme medallón con el rostro de su hermano, Jesús Piedra Ibarra, desaparecido durante la guerra sucia de los setentas.

El senador del PAN, Gustavo Madero, se subió a la tribuna del Senado, para tratar de impedir que la presidenta de la mesa directiva, Mónica Fernández, la tomara la protesta a Rosario Piedra, pero fue reducido por senadores de Morena.

Primero Salomón Jara trató de convencerlo de bajar, pero el panista, enfurecido, se acercó a la presidenta del Senado, que a gritos comenzó el procedimiento. “Jura usted cumplir y hacer cumplir la Constitución”, señalaba. Madero llegó hasta detrás de Mónica Fernández, trató de jalarla, pero el senador Eduardo Ramírez, se lo impidió. El blanquiazul insistió, forcejeó con Martha Guerrero e intervino otra senadora morenista, Citlalli Hernández, quien lo jaló y el ex dirigente de Acción Nacional, se fue de bruces.

Debajo de tribuna, el coordinador del PAN, Mauricio Kuri, se confrontó con Salomón Jara, casi llegan a los golpes y las legisladoras panistas intercambiaron también duelos verbales y físicos.

Al final, cuando ya había rendido protesta, Rosario Piedra desde la tribuna del Senado, levantó el puño, acompañada ya sólo por los morenistas. Abajo, desde su escaño, Ricardo Monreal aplaudía feliz.

JSL
JSL