Proponen obreros y campesinos diálogo nacional sobre gasolinas
23 enero, 2017
Actual momento demanda unidad: Peña Nieto
23 enero, 2017

Valida Corte examen de orina a conductores sin abogado

corte

Jesús Aranda

Ciudad de México. Para la toma de muestras de orina de una persona presuntamente alcoholizada que esté involucrada en un accidente de tránsito, no se necesita que esté presente su abogado defensor, basta que la acompañe una persona de su confianza, estableció el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Con el voto en contra de dos ministros, la mayoría negó el amparo a una persona acusada de provocar un accidente vehicular en la Ciudad de México, la cual pretendía desvirtuar la validez de la prueba de orina que le fue recabada por el ministerio público, con el argumento de que en ese momento, no estaba su abogado, lo que habría violado su derecho a la legítima defensa.

Al descalificar la propuesta de amparo, presentada por el ministro instructor José Ramón Cossío Díaz, Jorge Pardo Rebolledo argumentó que, “reconociendo que la presencia del defensor es importante en todas las diligencias en que debe participar el inculpado, creo que eso no lo podemos llevar al extremo de que esté presente en el momento mismo en el que le tomen la muestra de orina al inculpado y creo que no debe ser de esa manera, porque la toma de ésta muestra por parte del ministerio público se hace en cumplimiento de una obligación constitucional, a efecto de sostener, en su momento, un ejercicio de la acción penal”.

Cossío, quien sólo fue apoyado por Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, sostenía que ante la toma de muestras biológicas de un acusado, tenía que estar presente un abogado, no cualquier defensor o persona de su confianza, para garantizar precisamente, el debido proceso.

El proyecto de dictamen pretendía dejar sin efecto la prueba de orina recabada al acusado, a efecto de que en la sentencia no se tomara en cuenta dicho elemento; sin embargo, la mayoría dejo firme la sentencia condenatoria.

Por otra parte, el pleno ordenó el cumplimiento sustituto en el caso de un ciudadano que demandó al municipio de Cancún, Quintana Roo, el pago de su camioneta que resultó dañada mientras estuvo retenida en el corralón local.

Los ministros determinaron que se realice un peritaje del valor comercial que tenía el vehículo al momento de ingresar al corralón y que éste se actualice conforme al índice nacional de precios.

El quejoso fue detenido en el marco del programa “Conduce sin alcohol” y su camioneta fue remitida al corralón, cuando le fue devuelto el vehículo éste se encontraba “en condiciones adversas y distintas a las que tenía al momento de su remisión”.