Meade: el paquete 2017 se diseñó ante “señales de alerta”
23 septiembre, 2016
“Dejen de matarnos”
23 septiembre, 2016

Vázquez Mota: gobernar bien, la mejor carta del PAN para 2018

En el PAN debemos ser capaces de dialogar y adoptar acuerdos básicos que fortalezcan la vida institucional del partido, afirma Josefina Vázquez Mota. Foto Roberto García Ortiz

Georgina Saldierna

Ante la desatada carrera por la candidatura presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota dijo que ahora lo que les corresponde es ponerse a trabajar para tener los mejores gobiernos estatales, pues gobernar bien será la mejor carta de presentación para los comicios de 2018. Si bien consideró legítimo que algunos panistas ya estén pensando en dichas elecciones, expuso que primero está 2016 y después 2017.

En otro tema, con un trabajo de 16 años con las comunidades de mexicanos en Estados Unidos, dijo que la visita de Donald Trump, candidato republicano a la Casa Blanca, a México, no sólo resultó incomprensible para los paisanos, sino que provocó gran preocupación y dolor.

Ante las acusaciones que refieren manejos poco transparentes de recursos públicos mexicanos que supuestamente llegan a la iniciativa Juntos Podemos, que preside de manera honoraria, aclaró que ni ella ni el mecanismo reciben dinero del erario, y atribuyó tales señalamientos a que hay una confusión o se carece de información sobre lo que realmente es.

Economista por la Universidad Iberoamericana, Vázquez Mota ha sido diputada federal, secretaria federal de Desarrollo Social y de Educación. En 2012 se convirtió en la primera mujer en ser candidata presidencial del PAN y en la actualidad se desempeña de coordinadora de vinculación delblanquiazul.

A continuación, un resumen de la entrevista.

–¿Qué impacto tuvo en las comunidades de mexicanos en Estados Unidos la visita de Donald Trump al país?

–He trabajado con los migrantes desde hace 16 años y lo que me han podido compartir es que les parece incomprensible e inexplicable la invitación que se hizo, sobre todo cuando después de visitar México, ese mismo día por la noche este señor se burla diciendo que los mexicanos tendrán un muro y lo van a pagar aunque aún no lo sepan. Esto ha generado profundo dolor y gran preocupación.

–Usted ha comentado que ya hay consecuencias del discurso racista de Trump. ¿Cuáles son?

–He escuchado que a niños de origen mexicano que se asumían con gran naturalidad integrados a su comunidad escolar, de pronto les dicen: Regresate a tu país. No eres de aquí. Pero, por otra parte, una consecuencia positiva es la movilización sin precedentes de los connacionales. Están logrando lo que durante décadas no se pudo: que se encontraran entre sí y quieran ejercer su poder como ciudadanos en las urnas. Hay cerca de 3 millones que tienen estatus migratorio legal y que no se han ciudadanizado por falta de información, por no tener los recursos necesarios para hacerlo o porque piensan que van a dejar de ser mexicanos, cuando la nacionalidad mexicana es irrenunciable.

–¿Qué debe hacer el gobierno para enfrentar la eventual llegada de Trump a la Casa Blanca?

–Hay que contar la verdadera historia de nuestra comunidad en Estados Unidos, lo que implica un esfuerzo del Estado mexicano, y con ello me refiero no sólo a los tres niveles de gobierno, sino a la sociedad civil organizada, al sector empresarial, a la academia, a todos.

Tenemos que lograr que cuando se piense en los mexicanos se piense en ciudadanos esforzados, trabajadores, que cumplen la ley, pagan sus impuestos, que todos los días suman prosperidad y tienen el deseo de integrarse, porque son binacionales.

La ex candidata presidencial, quien aún no decide si contenderá por la gubernatura del estado de México, recordó que tras terminar de escribir su libro El sueño que unió la frontera. Mexicanos que triunfan en Estados Unidos, a finales de 2013, un grupo de cinco fundaciones le propusieron convertirse en presidenta honoraria de una iniciativa llamada Juntos Podemos para actuar como puente que facilite a quienes necesitan ayuda encontrarse más fácilmente con quien pueda apoyarlos.

Acerca de dicho mecanismo, asentado en Estados Unidos, se le comenta que hay acusaciones de que no es transparente en el manejo de los recursos públicos que recibe de México.

“Lo primero que quiero decir es que nunca he recibido un solo peso de recursos públicos, porque jurídicamente Juntos Podemos no tiene ninguna posibilidad de tener dinero alguno. No tengo nada que ver con el manejo administrativo ni tengo cuenta de cheques. Esta no es una fundación ni una organización de la sociedad civil. Lo que hace es tratar de unir, de tocar puertas en Estados Unidos y México.

“Por ejemplo, si a un grupo dedreamers le faltan becas, le sugiero buscar a la fundación, que sé que está ayudando, y ésta decide si acompaña o no a estos jóvenes.

En el caso del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, se le solicita juntar recursos con otras fundaciones para dar las ayudas, pero son estas últimas las que administran el dinero. Qué bueno que hoy se reclame transparencia y rendición de cuentas, porque siempre he estado de ese lado.

–¿A que atribuye esas acusaciones? ¿Tienen que ver con la posibilidad de que sea candidata a la gubernatura del estado de México?

–Probablemente hay confusión o falta de información. El apoyo a los migrantes es tan importante que quiero ponerlo por encima de cualquier tema partidista o político-electoral. Estoy segura de que cuando cada uno de los actores dé su información y cuente cuál es la participación que ha tenido, vamos a tener un acompañamiento más sólido, porque es lo único que podemos darle a nuestra comunidad, la cual resultaría afectada si gana el discurso del odio. A través de la iniciativa se han beneficiado a alrededor de un millón de connacionales

–Por otra parte, ¿cómo ve al PAN?

–Veo gran ánimo después del 5 de junio, cuando se ganaron siete gubernaturas. Pero hay que reconocer que esto fue un triunfo de la ciudadanía. Ahora nos toca gobernar muy bien y cumplir con la expectativas de los ciudadanos. Así que veo al PAN con mucha tarea, que no podemos caer en el triunfalismo, sí en la fortaleza que dan las victorias, pero no en el triunfalismo que impida hacer la tarea pendiente.

–¿Qué hacer para que el PAN no salga fracturado de la elección del candidato presidencial?

–Hay que actuar con gran responsabilidad, tener reglas muy claras y cumplirlas. Tenemos que sentarnos y ser capaces de dialogar y adoptar acuerdos básicos, no en beneficio de alguien o de un grupo, sino para que fortalezcan la vida institucional del partido y que colaboren estos gobernadores, algunos de los cuales no han tomado protesta. Mi llamado es que antes de irnos al 18, que es legítimo, por favor nos ubiquemos en el 16 y todavía falta el 17. La mejor carta de presentación que podemos llevar a 2018 es trabajar bien y hacer los mejores gobiernos.

–Algunos aspirantes están muy acelerados –se le comenta.

–No quiero decir que no es legítimo pensar en el 18, como es legítimo pensar en el 24 o en el 30… Claro que es legítimo pensar no en esta Navidad, sino en la que sigue, pero primero viene ésta y hay que resolverla. Mi convocatoria muy respetuosa es que nos ubiquemos donde estamos, que es el 16, y colaboremos a hacer los mejores gobiernos. Ya después habrá espacio y tiempo para cuando lleguen otros momentos.