Con gritos de ¡Viva México!, voluntarios festejan cada rescate en la Narvarte
20 septiembre, 2017
Ventana Ciudadana
20 septiembre, 2017

A voluntarios de la escuela Rebsamen: traer herramientas no comida

Pasada la una de la mañana, las actividades parecen empezar a hacerse más lentas debido a la falta de herramientas para remover las toneladas de concreto y metal. Foto: Fernando Camacho

Ciudad de México.- Cientos de personas acudieron a la escuela Enrique Rebsamen, en la colonia Nueva Oriental Coapa, para colaborar de una u otra forma en el rescate de los niños que aún continuarían bajo los escombros.

Cargando agua, comida o lámparas, los voluntarios van y vienen, deseosos de poder colaborar de alguna manera para ayudar a los menores: hacer una cadena humana, cargar una cubeta con escombros o un pedazo de silla, repartir comida y agua. Lo que sea. Pero hacer algo.

Pasada la una de la mañana, las actividades parecen empezar a hacerse más lentas debido a la falta de herramientas para remover las toneladas de concreto y metal.

Los paramédicos le piden a los medios que se mande un mensaje importante: urge traer Cuerdas, cascos, baterías, extintores, polines, esmeriles de diferentes tamaños, gatos hidráulicos de botella, lámparas, tablas para hacer camillas y cubetas.

Al mismo tiempo, dicen que ya no se traiga tanta agua y comida, porque ya hay demasiada.

JSL
JSL