Ideas leves
28 enero, 2019
El monstruito de RTC le tocó a este Rodolfo
28 enero, 2019
  • Picheo duro al huachicol
  • Desobedecer al mánager
  • Taibo II: libros a diez pesos

Julio Hernández López

De gira en Sinaloa, el presidente López Obrador anunció novedades literarias y deportivas. Metido en esa dinámica, se concedió libertades narrativas y beisboleras para retar a un equipo adversario, Los Huachicoleros, a que soporten su figurado lanzamiento en curso: “A ver si van a batear esa: cien millas por hora, una lisa, una recta con moña”. Con tal picheo (aunque, en realidad, el tabasqueño no suele mostrarse en sus escapadas peloteras desde el montículo de los disparos sino en la caja de bateo), el titular de la novena denominada Palacio Nacional considera posible “acabar con la corrupción y acabar con la impunidad”.

Las referencias beisboleras y la predilección por el juego de cuatro bases no son nuevas. Como jefe del gobierno del Distrito Federal promovió la actividad profesional de los bates y los guantes. En marzo de 2004, mientras explicaba su intención de ayudar a que empresarios adquirieran una franquicia de las Grandes Ligas estadunidenses para jugar en la Ciudad de México, explicó: “Me gusta el beisbol y lo practico, con lo que me quito un poco el estrés. Ustedes comprenderán: cada vez que estoy bateando me estoy imaginando quién viene ahí de pelota…”. La entonces directora del Instituto del Deporte del Distrito Federal, Dione Anguiano, quiso ponerle identificación expresidencial a la bola:  “¡Es que la pelota está pelona!”. A lo que AMLO respondió con sentido político-deportivo: “Están tirando moña, scrawball y hasta bola ensalivada. Pero no hay problema; vamos a salir adelante” (https://goo.gl/xd58Hy ).

López Obrador ha jugado con frecuencia en el equipo “Amigos”, de la categoría de veteranos de la Liga de Tranviarios (en alguna ocasión, cuando la relación entre ambos era muy buena, AMLO se tomó una fotografía, con mensaje político, con Miguel Ángel Mancera enfundado en uniforme amistoso). Héctor García Antonio, entrenador de López Obrador en el terreno beisbolero, aseguró en septiembre del año pasado que el entonces ya presidente electo “es un deportista de excelencia, apasionado del beisbol, lo juega de manera rutinaria y es muy disciplinado en sus entrenamientos (…) cuando entrena, es muy exigente, me dice ‘lánzame más fuerte’ y en un video hizo el comentario de ‘pura moña, Héctor’, es decir pura curva (… ) no le gusta que lo esté consintiendo, a él le gusta que de repente lo sorprenda con una curva, con un cambio de velocidad, luego la recta y movérsela a las esquinas”.

Sin embargo, el entrenador García Antonio narró que en una ocasión, en una séptima entrada con la casa llena (las tres bases con jugador instalado) y frente a Jesús “Chito” Ríos, el máximo ponchador del beisbol mexicano, ya en retiro, el jugador Andrés Manuel desobedeció las instrucciones de su mánager en el campo, Alfredo Ortiz, el Zurdo, quien había ordenado al tabasqueño que diera un toque de bola, lo cual fue asentido por el bateador, pero “el ‘Chito’ envió su esférica y ¡Oh, sorpresa!, Andrés Manuel no se cuadró, al contrario, hizo el swing, le pegó a la pelota y la mandó a la barda. Todo mundo a correr. Pudo llegar a home, pero lo frenaron en tercera base” (https://goo.gl/UDZZaM ).

Pero no todo fue beisbol en la visita andresina al estado en el que ha defendido al gobernador Quirino Ordaz de las bien ganadas rechiflas que le han lanzado cual bolas rectas y con moña. Anunció, con Paco Ignacio Taibo II como principal acompañante (además de Beatriz Gutiérrez Müller) una estrategia para promover la lectura en un México situado en penúltimo lugar mundial de esa práctica intelectual.

Taibo II planteó la necesidad de que el precio de los libros sea accesible para los mexicanos y dijo que se va a desbaratar el esquema de encarecimiento editorial. En el Fondo de Cultura Económica, aseguró, vestido con una camiseta negra, “vamos a hacer libros baratísimos, vamos a regalar libros”. Adelantó que se instalarán 130 librerías en el país y que se editará una colección, “Vientos del Pueblo”, con textos cuyo precio al público arrancará desde los diez pesos.

Astillas: Carlos Salinas de Gortari estuvo presente ayer en el pleno del Senado de España durante el acto  denominado “Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad”, en el que se recordó y homenajeó la memoria de quienes fueron concentrados, torturados y asesinados por los nazis en Auschwitz. La invitación al expresidente mexicano, según se informó, fue hecha por el presidente del senado español a propuesta de Isaac Querub (uno de los oradores en el acto), quien preside la Federación de Comunidades Judías en España… El exsecretario de gobernación y ahora senador priista, Miguel Ángel Osorio Chong, ha dicho que no les hace gracia a sus compañeros de bancada (una bancada exigua: la foto de la “reunión plenaria” que sostuvieron ayer en Querétaro muestra a diez miembros, una “chiquillada” partidista) el dicho de la morenista Yeidckol Polevnsky respecto al “PRIMor” (la alianza política no confesa entre priistas y miembros del actual partido en el poder)… Además, dijo el exgobernador de Hidalgo que no hay una “negociación” para que el voto de los senadores del tricolor apoye a Morena y de esa manera Palacio Nacional consiga la mayoría necesaria en el tema de la creación de la Guardia Nacional. Mmm… Ayer llegó a la Ciudad de México el primer grupo de la segunda oleada de migrantes centroamericanos que buscan alcanzar Estados Unidos pero que nuestro país pretende disuadir, ofreciéndoles visas humanitarias y “trabajo digno”. En todo caso, si lograsen entrar a territorio gringo, esos viajeros serían devueltos a México para que aquí esperen (lo cual puede llevar años) a que sus solicitudes de ingreso a Estados Unidos sean aprobadas o rechazadas… Y, mientras aumenta el número de países que demandan elecciones en Venezuela, con Washington acelerando la estrategia que intenta deponer a Nicolás Maduro, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.