Presentarán cargos por “asesinato capital” contra tirador de El Paso
12 septiembre, 2019
Aseguran que FGR presentó documentos falsos para imputar a Robles
13 septiembre, 2019

AMLO pone a prueba a “Alito”

  • Dureza contra PRI, PAN y PRD
  • Discordia por modificaciones fiscales
  • Más presión a Mireles 

Julio Hernández López

Llegado al cargo entre versiones insistentes de que su postulación contaba con el visto bueno del unipersonal mando de la autodenominada Cuarta Transformación, el presidente del comité directivo del Partido Revolucionario Institucional está siendo calado por Palacio Nacional.

Se le ocurrió al campechano Alejandro Moreno sumar al PRI al bloque formado por PAN y PRD para tomar la bandera, muy redituable como inversión electoral, de la resistencia a los cambios legales impulsados por el obradorismo para reducir el fraude fiscal, sobre todo en las variedades relacionadas con las facturas falsas y las empresas fantasmas. El PRI, dijo el mencionado Alejandro, conocido como Alito, también solicitará a la justicia federal que eche abajo esas modificaciones aprobadas por el poder legislativo a instancias del ejecutivo.

El PRI, junto con Acción Nacional y lo que queda del sol azteca, asegura que las reformas recién aprobadas incluyen formas de terrorismo fiscal. Del partido expresamente derechista, el PAN, poca solidaridad podría esperar el morenismo en este lance recaudatorio que busca llevar más recursos a las arcas federales que padecen grave insuficiencia ante las necesidades sociales a resolver. El PRD no merece ni siquiera consideración, marginal más que nunca como ahora es.  El pleito partidista real de este sexenio está planteado entre morenistas y panistas; lo demás, es relleno. Sin embargo, el PRI de Alito se ha asociado provisionalmente con el partido de blanco y azul y eso ha generado enojo en Morena-Gobierno.

Ayer, el presidente de la República no ahorró calificativos para referirse a quienes anunciaron y promueven acciones judiciales contra la multicitada modificación legal: “y todavía se atreven a autonombrarse representantes populares; farsantes, simuladores, arribistas, politiqueros, corruptos, etcétera”. La retahila pronunciada en Palacio Nacional hizo recordar las referencias porcinas en distintas versiones que recetaba el mismo tabasqueño a sus opositores durante la pasada campaña electoral. Por ejemplo, siendo presidente de Morena, el 9 de septiembre de 2016 difundió un espot titulado “Rebelión en la granja”, en el que señalaba: ““Son lo mismo fulanos y menganos, puercos y cochinos, cerdos y marranos. Pero pronto, muy pronto, habrá una rebelión en la granja, pacífica, y se acabará con la corrupción y la violencia. Tendremos producción, trabajo, seguridad, bienestar para todos”.

Por lo pronto, el actual diferendo partidista respecto a las acciones de gobierno contra las facturas falsas, las empresas fantasmas y la evasión fiscal han colocado de manera temprana al mencionado “Alito” Moreno en un predicamento, pues las expectativas de una alianza duradera, denominable PRIMor, pasan ahora por este primer ataque directo del jefe máximo de Morena, ante el cual se verá si el maleable presidente del PRI se doblega o si responde proporcionalmente aunque ponga en riesgo las perspectivas orginales de transitar sin grandes conflictos el desértico trayecto tricolor hacia las siguientes elecciones.

En comisiones de trabajo y en declaraciones individuales, senadores pertenecientes a diversos partidos se sumaron a las exigencias de que sea destituido el subdirector del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, quien fue líder de grupos de autodefensa en la entidad durante el turbulento periodo en que Enrique Peña Nieto envió a Alfredo Cervantes como virtual gobernador sustituto. La presión contra el peculiar personaje no ha cesado y la demanda de cese llegará hasta la Secretaría de la Función Pública, cuya titular lidia en estos días con los detalles de otro caso delicado, el de los bienes inmobiliarios que Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad, no habría incluido en su declaración patrimonial de este año, según un reporte periodístico hasta ahora no desmentido más que con base en retórica.

Y, mientras sucede el primer Grito obradorista, ¡hasta el próximo martes! 

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.