4T: intrigas, distorsiones
6 agosto, 2020
Rueda de prensa del Comité Estatal para la Seguridad en Salud
6 agosto, 2020

AMLO tendrá reunión con 32 gobernadores en San Luis Potosí

María Elena Yrízar Arias

El martes 21 de julio pasado, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, estuvieron en el acto político relativo al cambio de la  presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en Palacio Nacional. Durante el evento, López Obrador destacó la colaboración de los gobernadores ante la pandemia de Covid-19, donde expreso que “es muy significativo el que la confederación de gobernadores esté actuando, sobre todo, en buscar la coordinación, la ayuda mutua para enfrentar entre todos la pandemia como lo hemos venido haciendo”.

Por su parte, el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, quien dejó el liderazgo de la Conago, estuvo en el acto donde Juan Manuel Carreras López, como gobernador potosino, asumió la responsabilidad de la presidencia de la Conago, quien a partir de ese día encabeza la referida Conferencia de Gobernadores. Al hacer uso de la palabra, Carrera López hizo alusión a la necesidad de que se haga un nuevo pacto fiscal, además habló sobre “el respeto, tolerancia y pluralidad como premisas que serán centrales para enfrentar la emergencia sanitaria por Covid-19, su impacto económico y en la seguridad, en donde la actualización del sistema de coordinación fiscal será uno de los tres ejes para fortalecer las finanzas públicas”. En el mismo acto, agregó: “A fin de robustecer las finanzas públicas del país, en especial de los estados y de los municipios, a efecto de fortalecer sus capacidades justo en el momento en que más se necesita de ellos”. Lo anterior lo expresó ante la presencia virtual de 25 gobernadores. Carreras insistió en que buscará conciliar al interior de la Conago y buscar una postura que refleje todos los puntos de vista de los gobiernos estatales frente al gobierno del presidente López Obrador. Se refirió a “una crisis inédita que demanda de la sociedad y de todos los órdenes de gobierno trabajar unidos para proteger la vida y la salud de la gente y, al mismo tiempo, impulsar una reactivación económica que proteja tanto al empleo formal como el ingreso de millones de mexicanos”. Además anticipó que la próxima semana tratará con el titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera, sobre la necesidad de revisar aspectos fiscales y otros temas de especial interés para los gobernadores. Desde que asumió su nueva responsabilidad, se ha visto muy activo al gobernador potosino en la capital de la República, e inclusive a nombre de sus compañeros, le solicito al Presidente una junta urgente con la presencia de todos los gobernadores.

Este martes, en la conferencia de prensa de la mañana que hizo el presidente de la república en la ciudad de Tepic, Nayarit, López Obrador aseguro que “me comprometí a reunirme con todos los gobernadores en San Luis Potosí, una reunión en 10 días, creo que terminando esta semana, la próxima, en ocho, 10 días, vamos a estar en San Luis”, evento en el que aprovechó para hablar sobre las giras que ha estado realizando por diversos estados del país y reiteró la intención de que el encuentro con los gobernadores se pueda llevar a cabo en tierras potosinas. En la misma conferencia, el presidente insistió en que uno de los temas principales a abordar sería el tratamiento de la pandemia y las acciones a desarrollar para hacer frente a este problema. Finalmente, López Obrador afirmó que, sin importar los colores partidistas de cada mandatario, se tiene que fomentar una relación de colaboración y respeto con todos los gobernadores. Reconoció que se acerca una temporada electoral que podrían politizarse diversos temas, sin embargo, insistió en la necesidad de que se fortalezca el diálogo y se puedan establecer dinámicas de trabajo efectivas para dar los resultados que la ciudadanía está esperando.

Como ya lo hemos visto, a partir de marzo del presente año, se han destacado tres grandes temas que dominan la agenda nacional: la seguridad pública, el manejo de la pandemia del Covid-19 y la reactivación económica, que ha dado como necesidad prioritaria el replanteamiento de la actualización del sistema de coordinación fiscal nacional en un nuevo pacto fiscal, que resuelva la crisis económica de las finanzas estatales y municipales.

Por otro lado, los gobernadores de algunos estados aún tienen los ánimos caldeados en contra del desempeño del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, aunque este es un asunto mucho menor. Lo que verdaderamente significa más importancia para los gobernadores, es el asunto de las partidas económicas que les da la Federación. Este sí es el verdadero tema a tratar en el encuentro potosino de la Conago, mientras que para el presidente AMLO, la ocasión la va a aprovechar para presentarle a los gobernadores un nuevo pacto fiscal con los gobiernos estatales, como una estrategia para evitar los fraudes electorales y la disposición del dinero público que tradicionalmente se ha desviado a pagar las campañas políticas e inclusive para efectuar fraudes electorales, con la utilización de facturas falsas o simplemente para que se evite toda forma de corrupción, que es una de las prioridades del gobierno federal. El nuevo pacto fiscal deberá fortalecer las finanzas de los estados y los municipios y mejorar la distribución de los recursos, que genere mayores beneficios sociales.

Para el gobernador Juan Manuel Carreras es la oportunidad de consolidarse con el liderazgo de la Conago y demostrar sus habilidades de negociacións con sus compañeros gobernadores. Es la mejor oportunidad que tiene para proyectarse en el futuro próximo que dejará de ser gobernador e ingresar al gobierno federal.

mariaelenayrizararias@gmail.com