¿Rituales chichimecas en San Luis Potosí?
6 septiembre, 2019

Aumenta el rosario de Robles

  • Más denuncias; otro domicilio
  • Vienen dos acusaciones
  • Ganó el PAN en San Lázaro

Julio Hernández López

Se han ido cayendo varios de los argumentos que en busca de benevolencia de la opinión pública había utilizado el equipo de defensa legal de Rosario Robles Berlanga.

A pesar de que se pretendía sostener que la exintegrante del gabinete de Enrique Peña Nieto solo tenía un domicilio, y por tanto el juez de control del caso no tendría razón para suponer que ella podría contar con otros refugios en caso de darse a la fuga, conforme ha pasado el tiempo se ha conocido que cuenta con otras propiedades y que, respecto al departamento en el lujoso edificio de Paseo de la Reforma 222 (en el cual diversos testimonios la suponían como inquilina o dueña), mantuvo un estatus cuando menos extraño, pues se ha hecho saber que no era propiedad de Robles Berlanga, aunque allí pernoctaba con una regularidad imprecisa a causa de una relación de amistad con la persona realmente propietaria del lugar.

Julio Hernández Barros, uno de los principales abogados del equipo de defensa de Robles Berlanga, llegó a declarar que la exsecretaria vivía “al día” y que siempre había residido en su casa de Coyoacán. Sin embargo, han ido apareciendo otras referencias inmobiliarias. El reportero Maurizio Montes de Oca, por ejemplo, dio a conocer recientemente el “otro departamento” de quien fue notable activista en la UNAM: un departamento en el número 54 de la avenida de Las Torres, en el barrio de Los Reyes, en Coyoacán (https://bit.ly/2kmdURt ).

Por cierto, hablando de activismo, el abogado defensor Hernández Barros participó de manera destacada en el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia (con quien Julio ha mantenido relación directa) y luego, en consonancia con el esfuerzo de Sicilia, fue redactor de la Ley General de Víctimas y llegó a ser miembro de la consecuente Comisión Nacional de Atención a Víctimas y presidente de esta).

Ayer, por otra parte, el poderoso titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto Castillo, hizo saber que su oficina prepara dos acusaciones más contra Robles Berlanga por hechos relacionados con lo que mediáticamente se ha conocido como “La estafa maestra”. Además, se estudian a fondo los expedientes de 105 convenios relacionados con dicha “Estafa” y otros contratos de compraventa de terrenos públicos que podrían haber terminado en beneficio de particulares.

Como puede verse, se reducen las expectativas de que la extitular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol( y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) pueda zafarse con rapidez de la reclusión provisional dictada en su contra semanas atrás.

En la cámara de diputados se cerró ayer el complicado episodio en el que Morena y sus aliados pretendieron, a base del clásico mayoriteo, hacerse de la presidencia de la mesa directiva de San Lázaro durante los dos años que quedan de la presente legislatura. Hubo de atravesarse en el camino el presidente López Obrador con declaraciones mañaneras. También apareció en escena descompuesta la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con llamadas “en privado” luego filtradas al público.

Al final, el Partido Acción Nacional conservó la presidencia de la mesa, que Morena pretendía arrebatarle y, a pesar del regateo morenista a varias propuestas del blanquiazul, ese cargo quedó en la mexiquense Laura Rojas, con las vicepresidencias del también panista exgobernador de Morelos y destacado miembro de la ultraderecha (el Yunque), Marco Antonio Adame, y de la ahora morenista Dolores Padierna, quien había presentado la iniciativa grupal que pareció “vergonzosa” a AMLO.

Lo sucedido en San Lázaro generó expresiones de diputados morenistas que no coincidieron con la postura “avergonzada” del presidente López Obrador y agregó tensiones al proceso de elección de dirigente del partido ahora hegemónico, con dos bandos bien definidos. ¡Hasta el próximo lunes!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.