Ebrard da negativo a Covid en segunda prueba PCR
27 enero, 2021
Olga, chalecos y enredos mañaneros
28 enero, 2021

Caballo negro a la gubernatura de San Luis Potosí

María Elena Yrízar Arias

El término “caballo negro” fue extraído de la novela de Benjamín Disraeli The Young Duke (1931) que hacía referencia a un caballo que nunca era considerado entre los primeros de las listas y que en cierta ocasión corrió más allá de la tribuna en un triunfo dramático. A partir de allí, se generalizo el término para ser aplicado en la política, ya que en el argot mexicano tiene que ver con alguna persona o político que está por ser elegido como la mejor opción  para alcanzar un puesto público, por sus activos personales y que pudieran apuntalar los ánimos de los ciudadanos a su favor. Es entonces un asunto de posibilidades o probabilidades.

En una nota periodística de ayer escrita por Jorge Torres, del periódico Plano Informativo, se da a conocer que el coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, Mauricio Ramírez Konishi, informó que podría ser este próximo sábado cuando el Comité Ejecutivo Nacional del partido dé a conocer a la persona que encabezará la candidatura a la gubernatura del estado de San Luis Potosí por el PRI. Además, dejó en claro que el convenio de coalición indica que el candidato que sea más competitivo será el que va a ir a la cabeza de la coalición, por lo cual no se habla de que el PAN va a “llevar la mano” en la candidatura, pues aunque ellos han tenido más difusión mediática por el tema de su proceso interno, ahora el PRI tiene que hacer su trabajo y sacar adelante su perfil, “no está definida esa parte, eso es claro, y el PRI hará lo que le toca, pues lo que importa es que se tenga un candidato competitivo para las elecciones de este año”.

Este último punto a que se refiere Ramírez Konishi, efectivamente la mano para determinar el candidato a la gubernatura es del PAN, lo anterior siguiendo las normas no escritas que se usan de facto en la política, por eso se llaman no escritas, porque operan en los hechos y son aceptadas y cumplidas por las partes que intervienen en los convenios entre partidos, como lo fue la coalición Sí por San Luis Potosí y  en base a que el PAN ganó la última elección de la presidencia municipal capitalina con Xavier Nava como su candidato, entonces, tiene mejor lugar como fuerza política que el PRI. Siguiendo esta costumbre, podría ser cierto que el PAN tenga el derecho a designar a su candidato a la gubernatura y que los priistas hayan aceptado que pudieran tener la misma facultad para nombrar al candidato a la presidencia municipal de la capital. Hasta aquí, muchos han asumido que así es o así será. Pero, no podemos dejar de lado algunos datos interesantes a analizar; Xavier Nava participó como precandidato del PAN en su elección interna y le ganó Octavio Pedroza, entonces, muchos políticos asumen que  Pedroza será el candidato de la coalición. Por otro lado, el próximo sábado posiblemente el PRI nombre a su candidato. De acuerdo con el convenio, entre los candidato de los dos partidos, que resulte ser más competitivo (sic) sera el candidato. ¿Quién va a determinar –suponiendo que así sea– quién es el más competitivo? ¿Y que tal si el PRI saca un candidato de mayor estatura política? Entonces, no operaría la facultad del PAN de imponer a su candidato.

Bueno, aquí hay que ver si ¿Octavio Pedroza verdaderamente tiene las posibilidades de ganar una elección constitucional para gobernador del estado? cuando Ricardo Gallardo va ganando terreno en la preferencia ciudadana, lo que se puede constatar en las encuestas realizadas y en el trabajo político que está haciendo por todo el estado y más en la zona metropolitana de San Luis Potosí.

Suponiendo que Morena lance a una de las damas próximamente como su candidata, ¿acaso ignoran los coalicionados el trabajo político que están haciendo por todo el estado a favor de Morena? Lo que deben comprender es que no la tienen fácil y eso lo sabe muy bien el primer priista del estado.

En la visita de AMLO al estado fue notorio que no se le permitió a Ricardo Gallardo estar en el presídium y al presidente de Soledad le quitaron el cubrebocas verde para que subiera al tapanco y lo sentaron en la segunda fila. La lectura es clara, el presidente no apoya a Gallardo. Así de simple. Eso lo debe capitalizar la coalición.

Finalmente, los estrategas políticos y quienes conocen muy bien la problemática potosina, deberán sacarse de la manga o de donde puedan a un caballo negro, un político ganador, que les resuelva la división que se pudiera dar entre los partidos políticos y sectores importantes como los empresarios, para llegar a esos entendimientos que suelen tenerse tras bambalinas con los intereses de los grupos y demás actores políticos. Deberán considerar que Xavier Nava tiene un espacio político –del tamaño que quieran, pero lo tiene– y de nada les va a servir tenerlo de enemigo. Sonia Mendoza también tiene su capital político, lo que no se debe soslayar. Son tiempos de sumar.

Son momentos de mandar buenas señales. Los partidos políticos deben actuar con inteligencia, el caballo negro podría ser Luis Mahbub Sarquis, por ser un líder empresarial nato, ex presidente nacional de Concanaco, miembro del Consejo Coordinador Empresarial, ingeniero civil por la UASLP, porque además, le favorecería que fue candidato a senador de la república por el PRI en las pasadas elecciones y recorrió todo el estado en su labor proselitista. Luis Mahbub podría ganarle a Octavio Pedroza una competencia entre partidos, por ser más competitivo. Esperaremos sorpresas, tal vez otro caballo negro.

mariaelenayrizararias@gmail.com