“Negociaciones” estilo Gertz
4 marzo, 2021
Peso gana, en espera de discurso de Jerome Powell
4 marzo, 2021

Consternación por homicidios del líder de Coparmex y del ex dirigente juvenil del PRI

María Elena Yrízar Arias

Un sobresalto más causó la lamentable noticia del fallecimiento del líder estatal de la Coparmex el empresario Julio César Galindo Pérez, quien murió a consecuencia de los disparos de arma de fuego el lunes pasado a las 14 horas, cuando fue atacado frente a una vulcanizadora ubicada en la avenida Del Potosí en la colonia Las Lomas, al poniente de la ciudad de San Luis Potosí, lugar donde fue herido y de ahí trasladado al hospital Lomas para su atención médica, la que recibió de inmediato, pero desafortunadamente, como fue herido con balas de calibre 9mm tanto en el pecho como en la espalda, difícilmente podría sobrevivir.

Casi de inmediato al conocerse la noticia hubo reacciones de consternación y condena en contra de ese hecho lamentable por la sociedad en general. El gobernador del estado, Juan Manuel Carrera López, dijo: “Condeno enérgicamente la agresión donde desafortunadamente perdió la vida Julio César Galindo, presidente de la Coparmex San Luis Potosí y expreso mis más sinceras condolencias a familiares y amigos, así como toda mi solidaridad al sector empresarial potosino”. El vocero de la Arquidiócesis potosina, Juan Jesús Priego Rivera, dijo que la iglesia católica exige el esclarecimiento del atentado y señaló que “necesitamos conocer los móviles y para eso pedimos a la Fiscalía General del Estado se ponga cuanto antes en movimiento, para ver quién lo hizo y con qué fines, y que no sea un caso más de los que ya están olvidados en la instancia de investigación”. Otros líderes como Carlos Mendizábal Pérez, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Jaime Chalita Zarur, presidente de la Coparmex región Bajío-Centro, Amparo Rosillo Izquierdo, presidenta de Nuestro Centro y Héctor D’Argence Villegas, presidente del Consejo Empresarial Potosino, lamentaron este homicidio.

Para anteayer martes se realizó una marcha pacífica con el objetivo de alzar la voz para reclamar y exigir justicia en este caso, la que partió del barrio de Tequis hacia el centro por la avenida Carranza, con aproximadamente un centenar de participantes, entre ellos los empresarios Héctor D’Argence Villegas, Armando Reyes Sías, Heriberto González Pérez, Alberto Narváez Arochi y Javier Córdova Mendizábal; también participaron amigos, familiares del occiso, varias mujeres y Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis potosina, entre otras personas.

El nuevo secretario general de gobierno del estado, Jorge Daniel Hernández Delgadillo, precisó que en el caso del asesinato del presidente de Coparmex es importante no generar ninguna especulación sobre el móvil. Asimismo, el fiscal estatal Federico Garza Herrera informó que el asesinato de Galindo Pérez está relacionado con temas personales y no con su labor empresarial.

La anterior noticia posiblemente causó a los empresarios un alivio a sus temores, pero también lo fue para el público en general que siente la inseguridad que desgraciadamente predomina en la capital. Por su parte, José María Medina Mora Icaza, presidente Coparmex nacional, en una conferencia de prensa que dio este martes en la capital potosina dijo demandar de las autoridades correspondientes trabajar de manera inmediata para esclarecer el asesinato de Julio César Galindo.

Ayer, en conferencia de prensa efectuada a las l6 horas, Garza Herrera dio a conocer algunos detalles sobre la investigación del homicidio del empresario de Coparmex, asegurando que al analizar los videos de vigilancia pudieron identificar la camioneta Ford Lobo negra utilizada en el atentado y a sus tripulantes, quienes se trasladaron a Ciudad Valles, lugar donde los agentes de la policía de investigación dieron con el propietario del vehículo, quien resultó ser un profesor de primaria de nombre Rudy “N”, y tres personas más del sexo masculino, Ramiro “N”, Abel “N” y Nicolás “N”, quienes fueron detenidos a seis horas de cometido el delito, quienes viajaban en la misma camioneta y llevaban entre sus cosas armas con las que perpetraron el asesinato de Julio César Galindo y algunas drogas. Comentó el fiscal que las armas localizadas en el momento de la detención de estas personas fueron también analizadas por peritos especializados en balística de la fiscalía que lograron determinar, de manera científica, la existencia de coincidencia entre el arma de fuego asegurada calibre 9 milímetros y los elementos balísticos que como indicios fueron asegurados en el lugar de los hechos y la necropsia.

Por otra parte, ayer mismo todavía no salíamos del susto del homicidio del líder de Coparmex, cuando nos sorprendió la información sobre otro nuevo ataque armado que se dio al medio día, en el libramiento poniente de la ciudad capital, casi esquina con Sierra Leona, donde transitaba el empresario Rodrigo Sánchez Flores, lo acompañaban su esposa Miriam Luna Contreras y Héctor Sánchez, en un vehículo Kia, negro con toldo rojo, sin placas, que recibió varios disparos de arma de fuego, al parecer por un comando armado. El ahora occiso era originario de Tamazunchale, se desempeñó como dirigente del Frente Juvenil del PRI y fue  precandidato a la alcaldía de su municipio.

Todo hecho violento es inaceptable, porque igual vale la vida de cualquiera persona, sea empresario, artesano, obrero, joven o viejo, hombre o mujer, que desgraciadamente es asesinada. Nos duele conocer las cifras, la violencia está al orden del día, por todos lados.

Con estos hechos, que sólo son una muestra de lo grave que pasa en San Luis, hay que recordar que la Constitución Política Mexicana en su artículo uno, estable que todas las autoridades tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, que son normas legales que reconocen y protegen la dignidad de todos los seres humanos, destacándose el derecho a la vida y a la libertad. ¿Qué vemos? Una violencia imparable por todos lados. ¿Podrá pararse la violencia y podremos recuperar la paz y tranquilidad? Habrá que ver qué dice el presidente municipal con licencia Xavier Nava al respecto, ahora que pretende reelegirse por Morena, sobre este grave asunto de inseguridad. ¿Cómo lo justificaría? También tendríamos que preguntarlo al gobierno del estado, para que ahora no nos salga con que son problemas entre los cárteles, al estilo del ex secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías. No, sólo recalcamos que cumplan con sus obligaciones de garantizar la paz pública, que ese es el fin del gobierno.

mariaelenayrizararias@gmail.com