“A nombre de Dios nos están matando, (…) están haciendo masacre”
18 noviembre, 2019
  • Banderazo a contras
  • Slim propone “sacudida”
  • Morena: gana Palacio Nacional

Julio Hernández López

A un mes y un día de que las fuerzas armadas mexicanas retuvieron y luego liberaron a Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo su tesis de que lo hecho en Culiacán fue correcto, demandó a sus opositores que se disculparan por las críticas hechas en su momento ante tal decisión y aseguró que su gabinete de seguridad fue víctima de una suerte de “linchamiento” mediático.

Quien reside en Palacio Nacional indicó que la Secretaría de la Defensa Nacional entregará un informe, incluyendo errores, sobre las operaciones realizadas el 17 del mes pasado, pero mantuvo una postura de crítica a quienes lo criticaron y pidió también que “se haga una reflexión del comportamiento de los medios, con toda libertad, que no se vaya a malinterpretar, pero sí se pasaron, hasta fotos falsas, portadas, ocho columnas en los medios convencionales”.

Lo que han llamado “Culiacanazo” fue el banderazo de salida a una desbordada campaña de los opositores al obradorismo, en una espiral que, incluyendo el episodio del ataque salvaje a miembros de la familia LeBarón, busca generar incertidumbre interna y condiciones para propiciar la injerencia de poderes externos, como el de Estados Unidos.

No parecería Carlos Slim el personaje más apropiado para emitir una frase de tal calado, pero ayer la dijo ante Andrés Manuel López Obrador: México necesita “ya una sacudida, una transformación, un cambio que permita empezar a tener crecimiento que es lo que merece nuestro país”.

No hizo tal pronunciamiento en alguno de esos tramos en que se distancian el hombre más rico del país (y también del mundo, en posiciones cambiantes pero siempre del primer nivel) y el primer presidente de la República en declararse contrario al neoliberalismo y proclive más a los pobres que a los ricos. Al contrario, lo hizo al recibir el Premio Nacional de Ingeniería 2018 que le entregó justamente el político tabasqueño. Sacudida, transformación y cambio propone el gran empresario, ha de suponerse que solo en referencia a lo económico (aunque la precisión no fue hecha expresamente) al gran político que con tales banderas llegó a la silla presidencial. México siempre ha de sorprender.

La agudización del conflicto interno en Morena avanzó hacia donde era previsible que avanzara: las partes contendientes se mantendrán en sus cargos hasta “mediados de 2020”, según anunció Yeidckol Polevnsky (es decir, el pleito en curso se mantendrá en escena por decisión de la superioridad, que así se retroalimenta y consolida); un día antes del primer aniversario formal de la toma obradorista de la Presidencia de la República deberá realizarse un llamamiento conjunto a un congreso nacional y, en dicho congreso, se propondrá y seguramente aprobará la propuesta del presidente López Obrador para que la designación de dirigentes, el año venidero, se realice mediante el más antidemocrático y manipulable de los métodos, el de las “encuestas de opinión”, que hasta ahora han sido causa frecuente de disputas y divisiones en el partido actualmente en el poder.

Le fue muy bien al gobierno obradorista en cuanto a las celebraciones correspondientes al Grito de Independencia, tanto en la noche del 15 de septiembre como en el desfile del 16. Fue notable la concertación de esfuerzos de las áreas federales de cultura y de medios públicos para ofrecer a asistentes y teleaudiencia espectáculos de notable calidad, con un enfoque histórico y artístico que corresponde a la filosofía política del grupo en el poder.

Para el desfile de hoy, aniversario de la Revolución Democrática, se ha sabido de innovaciones que han causado expectación. Luego de décadas de celebraciones rutinarias, contaminadas del tufo de los gobernantes en turno, se está planteando una visión histórica y estética que además de entretener y exaltar busca educar en los términos épicos asumidos por la autodenominada Cuarta Transformación. ¡Hasta mañana! 

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.