Nada para nadie; Chivas y León empatan en la ida de las semis
2 diciembre, 2020
Las insuficiencias de Alfonso Romo
3 diciembre, 2020

De los precandidatos de Morena, sólo cuatro podrían ser finalistas

María Elena Yrízar Arias

El Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, antes de emitir la convocatoria al proceso de selección de candidato a la gubernatura potosina, sostuvo una reunión de trabajo en la Ciudad de México donde estuvieron presentes cuatro de los aspirantes a ser el candidato de ese instituto político: Juan Ramiro Robledo Ruiz, Primo Dothé, Leonel Serrato y Adrián Esper Cárdenas con Mario Delgado, presidente del CEN, la secretaria general Citlalli Hernández y la delegada nacional para SLP, la senadora Lilia Margarita Valdés.

En dicha reunión se les dio a conocer el método de selección del aspirante a candidato a gobernador y se les pidió que se firmara una carta compromiso que, además de reconocer su calidad de aspirantes y precandidatos, también deja un precedente para mantener el compromiso de unidad y respetar el inminente nombramiento de quien será el candidato oficial, quien saldrá por medio de la realización de una encuesta pública, que hará el mismo partido. Los precandidatos acordaron mantener la unidad, sumarse incondicionalmente al proyecto ganador e impulsar la 4a. Trasformación de San Luis Potosí.

El Comité Ejecutivo Nacional de Morena, el 26 de noviembre pasado lanzó la convocatoria para la selección de la candidatura para gobernador para el proceso electoral 2020-2021 en el estado de San Luis Potosí, donde ha establecido que los aspirantes deberán concurrir a la Ciudad de México, a las oficinas de Morena, ubicadas en la calle de Chihuahua 216, colonia Roma Norte, Delegación Cuauhtémoc el 4 de diciembre, en un horario de las 10 a las 18 horas ante la Comisión Nacional de Elecciones, que una vez que reciba las solicitudes de los aspirantes, procederá a revisar los documentos presentados y calificará los perfiles de los aspirantes de acuerdo con las atribuciones contenidas en los estatutos de Morena y sólo dará a conocer las solicitudes aprobadas el 7 de enero del 2021. Dicha comisión aprobará un máximo de cuatro registros que participarán en las siguientes etapas del proceso de selección. En caso de que se apruebe un solo registro para la candidatura respectiva, se considerará como única y definitiva. Así que, será hasta el 9 de enero del 2021 cuando Morena publique el nombre de la persona que será su candidato a gobernador de San Luis Potosí, según lo estableció en la misma convocatoria. Para el caso de que quedaran cuatro finalistas –que es muy probable– la selección será por medio de una encuesta pública que será promovida por de Morena. Quien gane la encuesta será el candidato.

Con lo anterior, quedaron muy bien establecidas las reglas de esta contienda interna. Lo que no está a discusión, posiblemente lo que sí está para analizarse es ¿qué van a hacer tantos aspirantes que se mencionan ante esta convocatoria? Hay que ver que además de los precandidatos que firmaron el acuerdo, se ha nombrado a Francisca Reséndiz, Elías Dip Ramé, Antonio Lorca, Ricardo del Sol, Octavio García Rivas y Marcelina Oviedo.

Ayer visitaron la zona Altiplano dos de los aspirantes morenistas, escuchamos la entrevista que dio Juan Ramiro Robledo en XEIE en pleno medio día, además de su visita a la Universidad de Matehuala, se le vio en el portal colectivo Ogarrio de Facebook en otra entrevista, mientras otro aspirante, Primo Dothé, estuvo en Catorce, Cedral y Matehuala y a las 5 de la tarde convocó a los periodistas a una rueda de prensa.

Lo curioso es que a algunos de los demás aspirantes no se les ha visto por la región Altiplano, al menos en estos días de precampaña interna. Y los dos últimos precandidatos mencionados no tenemos el gusto de conocerlos en esta región donde vivimos. De esos diez precandidatos, obviamente que sólo será uno el candidato a elegir, el que esté mejor posicionado para representar a Morena en la próxima elección y los demás participantes posiblemente serán tomados en cuenta en su partido para ocupar otra de las candidaturas, ya sea para diputados federales, locales o presidentes municipales.

Si bien el Comité Ejecutivo Nacional de Morena tiene las facultades legales para convocar a los precandidatos, algunos morenistas no están de acuerdo con esa situación porque aseguran que el comité nacional no los toma en cuenta para tomar decisiones, como fue el caso de la malograda alianza con el Partido Verde Ecologista de México que les indignó tanto, que tuvieron que manifestarse en contra de forma inmediata, a la hora de presentar el documento ente la autoridad electoral en el estado y posteriormente en las oficinas de Morena en la Ciudad de México.

Puede que tengan razón los morenistas potosinos de que no los tomaron en cuenta, pero la oportunidad de decidir, de intervenir y hasta de participar, la tienen frente a ellos, porque los precandidatos aspirantes  son potosinos y serán los militantes y simpatizantes de ese partido quienes intervendrán en las encuestas y entonces, allí, tendrán la oportunidad de definir a quién prefieren de esos aspirantes y tomar la decisión más conveniente. Es más, tienen tiempo suficiente para promover al candidato que más les parezca conveniente y ganar con él, convenciendo a los demás de que será un excelente candidato. Es cosa de ponerse a trabajar arduamente por todo el estado para promover a quien merezca tal privilegio. Aún tienen tiempo de hacerlo hasta que se lleve a cabo la encuesta de selección.

En las cuatro regiones estatales están constituidos los comités municipales de Morena, desde esas bases se puede trabajar en favor del precandidato que así lo determinen los órganos de gobierno locales de ese instituto político, que sería una de las formas de contrarrestar el centralismo que sienten que les impone el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

El poder de decisión está en las manos de los potosinos y serán estos quienes impondrán su voluntad para elegir por medio de encuesta a su mejor político para aspirar a ser gobernador. Esa es una ventaja, para no dejarse imponer un candidato no deseado.

mariaelenayrizararias@gmail.com