Lanús gana 1-0 a Vélez Sarsfield en semifinal de Copa Sudamericana
6 enero, 2021
Descarta AMLO que haya polarización en el país
7 enero, 2021

Descomposición de Morena con jugadas perversas y arbitrarias

María Elena Yrízar Arias

La descomposición del partido Morena en el estado de San Luis Potosí tuvo su inicio cuando a nivel nacional, su presidente Mario Delgado Carrillo, acordó con los dirigentes de los partidos Verde Ecologista de México, del Trabajo y Nueva Alianza, celebrar una coalición política denominada Juntos Haremos Historia, sin consultar a los potosinos morenistas si estaban de acuerdo. La documentación de coalición se registró el 11 de noviembre pasado en el Ceepac, ante la protesta de varios morenistas que estuvieron presentes en el momento y que desde luego no estuvieron de acuerdo con el registro. En el caso de San Luis Potosí, en dicha coalición sería Ricardo Gallardo Cardona el candidato a gobernador por esos partidos, lo que causó de inmediato la inconformidad y enojo de muchos morenistas, quienes protestaron en contra de dicho acuerdo, por ejemplo el senador de la República por ese partido Primo Dothé, publicó en su red social: “No puede simularse en una supuesta alianza de intención de asociación con un grupo de delincuencia organizada. Sería un pacto de cobertura política a la alta criminalidad en morenistas y obradoristas de S.L.P., recae desde ya la defensa de la 4a. Trasformación”.

Por otro lado se hicieron manifestaciones en el CEN de Morena en la Ciudad de México, para lograr que se revocara la coalición el 18 de noviembre, fecha en que se aprobó no ir en alianza con el Partido Verde en la elección para la gubernatura en San Luis Potosí. La anterior noticia fue muy bien recibida por los morenistas, ya que así podrían tener su propio candidato. Aparentemente las cosas se calmaron. Aunque sabemos que a Mario Delgado no le gustó para nada tener que revocar el acuerdo con los potosinos, lo que al parecer lo hizo quedar mal con su amigo Ricardo Gallardo. Y tampoco le gustó ver a Francisca Reséndiz encabezando la manifestación.

Por su parte, en el partido Morena en el estado, para noviembre había varios aspirantes a la gubernatura que tienen mayor estatura moral y política que Ricardo Gallardo, como son Adrián Esper Cárdenas, Juan Ramiro Robledo Ruiz, Leonel Serrato Sánchez, Francisca Reséndiz, Antonio Lorca y Elías Dip, entonces, los primeros afectados serían los aspirantes de Morena a la gubernatura.

El CEN morenista el 26 de noviembre pasado emitió la convocatoria para la elección del candidato a la gubernatura de SLP, donde quedaron debidamente establecidas las reglas de la contienda, se establecieron las fechas de inscripción de aspirantes, también que quedarían cuatro finalistas, que estos pasarían a un proceso de selección que se daría a conocer el 9 de enero, y se estableció claramente que la selección será por medio de una encuesta pública promovida por Morena. Quien gane la encuesta será el candidato. Así se establecieron las reglas de esta contienda, pero resulta que unilateralmente el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, publicó en redes sociales que “la candidata a la gubernatura de San Luis Potosí, será una mujer”, dicho así, sin ningún preámbulo. Para que quede más claro el asunto, fue sin notificarles a los participantes su disposición. Sólo lo publicó inicialmente. Pero ¿qué hay detrás de ese anuncio? Pues, la razón es la siguiente: En el proceso de selección de candidatas ya se tenía contemplado cubrir la cuota que el Tribunal Federal Electoral notificó a los partidos políticos, de que deberían tener  paridad de género en las candidaturas estatales, entonces, Mario Delgado ya había tratado de imponerles a los morenistas de Sinaloa a la senadora Imelda Castro Castro, sobre Gerardo Vargas Landeros, quien tiene una mayor aceptación entre los morenistas. Así que al presidente nacional se le manifestaron en contra los morenistas y no lo dejaron imponerles a la senadora y se le cayó la elección y tuvo que trasladar su problema al estado de San Luis Potosí, para poder ajustar la cuota de mujeres como candidatas en el país, pasando por encima de los candidatos, quienes han sido sorprendidos e indignados por la postura del actual presidente Mario Delgado, haciéndoles un imperdonable y  arbitrario cambio del juego político a los potosinos. Aquí a todas luces se ve que Mario Delgado hizo un proceso de selección de candidatos a nivel nacional muy mal calculado. La ley es clara y precisa. Desde antes, ya sabían el contenido de la norma jurídica que obliga a los partidos políticos a promover a las mujeres. Sí, pero a las mejor posicionadas del ámbito político, que puedan ganar una elección estatal. Lo que se ve que no cuidó su partido.

Ahora bien, ¿por qué traer el problema a San Luis Potosí, el de designar a una mujer? Pues, posiblemente obedezca a la intención de allanarle el camino a Ricardo Gallardo como candidato del Partido Verde a la gubernatura y ante cualquiera de las mujeres que participan, es sabido que les ganaría la contienda de sobra. Suponiendo que Francisca Reséndiz sea la mejor posicionada como candidata –me refiero sólo entre las tres mujeres, no en comparación con los precandidatos hombres– ¿cómo podría ganar una elección contra los candidatos que resulten de la otra coalición del PRI, PAN, PRD y Conciencia Popular? Que posiblemente sea el candidato Xavier Nava. Pareciera que cualquiera que resulte candidata sería sacrificada a la pérdida de las elecciones. En este asunto ha habido especulaciones que indignan a los políticos morenistas, como podría ser que Ninfa Salinas, hija de Salinas Pliego, fuera candidata por Morena o lo fuera Mónica Liliana Rangel, con acusaciones de corrupta. Todas estas cosas sólo abonan al enojo de los potosinos. Y desde luego, se nota la perversidad y arbitrariedad.

Hemos leído una publicación en las redes sociales, pagada por Mario Delgado Carrillo, asegura que “podemos decir con orgullo que #Morena es el único partido que elige a sus candidatas y candidatos mediante encuestas, escuchando al pueblo de México”. Esa afirmación es un insulto a la inteligencia de los militantes y simpatizantes de Morena en territorio potosino, cuando sale el presidente Mario Delgado, así con la arbitrariedad de que habrá candidata. ¿Qué pasará entonces con los precandidatos hombres? ¿Y por dónde se va a pasar Mario Delgado las reglas establecidas en la convocatoria? Lo anterior se basa en el siguiente razonamiento: Si bien Morena a nivel nacional estableció la forma y términos en que se debería llevar a cabo el proceso de selección del candidato a la gubernatura, ¿dónde quedará entonces eso que dice que la selección será por medio de una encuesta pública que será promovida por Morena. Quien gane la encuesta será el candidato? En este momento ya no tiene ningún sentido esa afirmación, porque de todos es sabido que no son las damas las mejor posicionadas. Más bien dicho, los mejor posicionados son los hombres precandidatos como Leonel Serrato, Ricardo del Sol, Adrián Esper  y Juan Ramiro Robledo.

Aquí parece que la encuesta la ganó Mario Delgado al cancelar de hecho la convocatoria del proceso interno. Pero, no crean que las cosas se van a quedar así. No. Leonel Serrato ya actuó en lo jurídico, asimismo lo hizo el diputado federal Ricardo del Sol, quien acudió al CEN de Morena y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para presentar una impugnación, referente al proceso de elección para la gubernatura de San Luis Potosí, por la falta de transparencia y atropello al debido proceso de elección, el cual se explica con claridad en la convocatoria publicada el pasado 26 de noviembre. Por su parte, Juan Ramiro Robledo, sabedor de que el diálogo es lo mejor, concurrió ayer al CEN de Morena, para entrevistarse con Mario Delgado, ya que como jurista que es Robledo, sabe de sobra que el hecho de pretender cambiar las reglas prestablecidas en la convocatoria no tiene fundamento legal alguno, pues es un acto arbitrario. Eso no puede ni debe ser así.

La traición a Morena de San Luis Potosí, por parte de su dirigente nacional, es de por sí misma imperdonable. Las opiniones son en ese sentido. Deberán los morenistas sacar la casta y no permitir arbitrariedades ni perversidades, porque eso les producirá una gran descomposición. Están a tiempo para fortalecerse y demostrar sus convicciones políticas.

mariaelenayrizararias@gmail.com