Fiscal presenta cargos contra ministro israelí Benjamin Netayanhu
2 diciembre, 2019
Israel Vallarta acusa y pregunta
3 diciembre, 2019

Diego Armando Maradona y Atlético de San Luis

Israel López Monsivais

Los caminos de Diego Armando Maradona y el Atlético de San Luis se conectaron. Maradona llevó a los Dorados de Culiacán a dos finales contra la escuadra potosina. Ahora viven realidades distintas. El Diego está dirigiendo en Argentina y el equipo tunero acabó vergonzosamente su presentación en la máxima categoría.

El Pelusa debutó con el Argentinos Juniors en octubre de 1976, para Michael Robinson, el tiempo que jugó ahí fue radiante. En el documental Los años felices registra los primeros pasos del pibe de oro alejado de la fama, escándalos y excesos[1] .

Ya con prestigio pasó al Atlético Boca Juniors, equipo de sus amores, bostero desde la cuna. Rindió una temporada para ser vendido al Barcelona, donde jugó dos años, desgraciadamente, las lesiones y enfermedades no le dejaron mostrarse en máximo esplendor.

En julio de 1984, Maradona arribó a Nápoles para jugar en la liga italiana. En los ochenta los equipos del norte de Italia dominaban el calcio. Su romance con la ciudad y aficionados fue inmediato[2]. Conquistó el Scudetto y torneos internacionales llevando al Napoli a la gloria, se convirtió en una leyenda.

Definitivamente, el barrilete cósmico es la mayor gloria de la selección argentina. No hay comparación. Disputó los mundiales de 1982, 1986 (campeón), 1990 (subcampeón) y 1994. En México 86, el Diego lideró al conjunto albiceleste. Revisando el libro El partido (del siglo) de Andrés Burgo, identifico al mejor diez de la historia del futbol. Su actuación lo condujo a convertirse en el mito: la épica maradoniana.

Vinieron los excesos que lo orillaron a retirarse temporalmente. Transitó por el Sevilla de España y Newell´s Old Boys. Su última etapa como futbolista fue con Boca Juniors, Martín Caparrós narra en Boquita que el Pelusa ya no se entrenaba como antes. De todos modos entregó destellos de genialidad en la Bombonera. Con el retiro se acumularon los escándalos. La enfermedad de la drogadicción se profundizó. Afortunadamente, venció a sus fantasmas, una batalla que debe dar todos los días.

Maradona dirigió a la selección argentina sin trascender. Fue contratado en equipos menores en Medio Oriente. Eran mayores las notas negativas extracancha que los éxitos deportivos. Para el segundo semestre de 2018, el Diez tomaría las riendas de los Dorados de Sinaloa, quienes se ubicaban últimos de la tabla en la liga de ascenso. Los llevó a la final con el Atlético de San Luis, los potosinos ganaron el primer capítulo. Volvieron a enfrentarse, finalmente, ascendió el San Luis.

Su paso por Dorados se documentó en la serie de Netflix, Maradona en Sinaloa, siete capítulos que registran las vivencias del Diego en el futbol mexicano. Indirectamente vemos otra cara de Culiacán, una ciudad golpeada por los cárteles de la droga. Encontramos al Pelusa humano, cercano a sus jugadores, sufriendo. Vale la pena verla.

Justamente, en los capítulos sexto y séptimo son los enfrentamientos contra el Atlético de San Luis. En definitiva el comportamiento de algunos (minoritarios) aficionados potosinos es bochornoso. Aparecen insultando y agrediendo al director técnico de Dorados. No tienen justificación los gritos homofóbicos que se escucharon en el estadio Alfonso Lastras en las dos finales.

La primera temporada del Atlético de San Luis en la máxima categoría estuvo enmarcada por los escándalos. Le dieron las gracias a Alfonso Sosa, no había razones deportivas para terminar la relación laboral. Trajeron en su lugar al mediático Gustavo Matosas, quien fue despedido por corrupción, Televisa evidenció el modus operandi de las comisiones en la compra de jugadores. Habría que decir también que el estadio fue vetado por la trifulca entre las barras bravas de San Luis y Querétaro. La directiva del Atlético tiene que recomponer el camino, erradicar la violencia, mantener la categoría y garantizar equidad para la escuadra femenil.

Hemos dejado para el final la actualidad de Maradona, quien es director técnico del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, lo llevaron para replicar la épica maradoniana salvándolos del descenso. Es impresionante el recibimiento que hacen los hinchas al Diego en cualquier estadio que se pare. Un fenómeno muy argentino. Como aficionado deseo que el barrilete cósmico siga disfrutando del juego.

Twitter: @francotiradort1

——————————–

[1] https://www.youtube.com/watch?v=cp-TUg_2mRY&t=59s

[2] https://www.youtube.com/watch?v=_AcNa10q35A

 

Israel López Monsivais
Israel López Monsivais
Abogado y Maestro en Gestión Pública; Catedrático, FCA, UASLP. Estudiante de Doctorado en Estudios Latinoamericanos.