Confía Carreras en que la FGE esclarecerá la muerte de Gancedo
22 enero, 2020
¿Capacidad para enfrentar otro virus?
23 enero, 2020

El político Aurelio Gancedo

María Elena Yrízar Arias

En mayo de 1992, al lado de su madre la señora Esperanza Rodríguez y en compañía de las aguerridas priístas América Wong y Margarita Brieño, veíamos al entonces niño de 11 años Aurelio Gancedo Rodríguez, dentro de las instalaciones del PRI, quien a su corta edad ya se involucraba en las tareas partidistas desde ese tiempo. Recuerdo cuando el gobernador Gonzalo Martínez Corbalá visitaba las oficinas del PRI, saludaba amablemente al muchachito priísta, quien se emocionaba cada vez más en ese ambiente. Así que Aurelio siguió sus pasos de niñez y juventud en el partido. Como se estila decir en el priísmo, este joven era gente de la ex diputada federal y senadora de la república Yolanda Eugenia González Hernández, con quien trabajó muchos años a su lado. Dentro de su partido, fue secretario de organización, secretario general y presidente estatal, durante 2008, habiendo escalado a los puestos más importantes.

Durante el primer año del gobierno de Fernando Toranzo, Aurelio Gancedo fue director de Desarrollo Social y Regional del gobierno del estado. En enero de 2011 se convirtió en director de Desarrollo Social del Ayuntamiento de San Luis Potosí, durante la presidencia de Victoria Labastida, quien salió con serios señalamientos de corrupción.

En el gobierno federal, cuando fue procurador general de la república Jesús Murillo Karam en 2012, Aurelio Gancedo ingresó a la Procuraduría como director general adjunto de Coordinación Operativa durante un año y director general de Control y Registro de Aseguramientos Ministeriales desde 2013 a 2015. En ese mismo año pasó a trabajar a la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano del gobierno federal.

En febrero de 2018, Aurelio Gancedo fue vinculado con la venta del malware espía Pegasus a la Procuraduría General de la República, con el que se intentó espiar a periodistas, defensores de derechos humanos y activistas contra la corrupción, ya que fue el potosino Luis Fernando Ayala Puente quien la vendió en la cantidad de 32 millones de dólares, pese a que era funcionario de la misma fiscalía federal.

Sobre este asunto tan delicado, se sabe que Ayala Puente fue invitado a trabajar a la PGR por Aurelio Gancedo Rodríguez, en febrero de 2014, cuando era director de aseguramientos ministeriales de la fiscalía. Ocho meses después, se asignó la compra de Pegasus a la empresa potosina Citalae del Centro, SA de CV, propiedad de Ayala Puente. Cuando se dio a conocer la noticia anterior, Gancedo emitió un comunicado de prensa para solicitar su derecho de réplica tras el seguimiento dado en medios locales a la investigación que, a nivel nacional, le vincula con la venta del malware, durante su trabajo como director de Aseguramientos Ministeriales de esa dependencia federal.

Al respecto, Gancedo, por medio de un video, negó toda responsabilidad e incluso relación con los hechos mencionados en el caso descubierto por los periodistas mexicanos. Indicó que es propio de su actividad ser objeto de “perniciosas opiniones”.

Anteayer se supo que se perdió rastro de Gancedo y ayer fue encontrado muerto en su auto en la colonia Las Mercedes de la capital potosina, lo que provocó gran movimiento en las redes sociales y ha consternado a sus compañeros del PRI.

[email protected]