Cierran 30 empresas en Chihuahua por falta de gas
17 febrero, 2021
AMLO se mete al tema Félix
18 febrero, 2021

Entre chapulines y camaleones algunos candidatos y partidos políticos

María Elena Yrízar Arias

Con relación a los aspirantes a gobernar a San Luis Potosí, tenemos que este martes 16 de febrero, momento en que se abrió el registro de los aspirantes a ser candidatos a la gubernatura potosina, el arquitecto Juan Carlos Machinena Morales –originalmente priísta distinguido– registró su aspiración por el Partido Fuerza por México, ante el Ceepac. Anteayer, el diputado federal José Ricardo Gallardo Cardona, ex presidente municipal de Soledad de Graciano Sánchez y diputado federal por el PRD, igualmente acudió al Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana para entregar la solicitud de registro en forma oficial como el candidato a la gubernatura de San Luis Potosí por la coalición Juntos Hacemos Historia, conformada por el PT y el Partido Verde Ecologista de México.

Ayer, Adrián Esper Cárdenas fue el tercer aspirante a gobernador del estado, quien se presentó a las oficinas del Ceepac y se registró como candidato por el Partido Encuentro Solidario. Esper llegó a ser presidente municipal de Ciudad Valles, por la vía independiente y había participado como aspirante a este mismo cargo por el partido Morena, antes de que ese partido cambiara la convocatoria para la participación de solo de mujeres. .

También ante ayer se dio a conocer la noticia de que el próximo domingo a las 12 del día, concurrirán al Ceepac el presidente estatal del PAN, Juan Francisco Aguilar Hernández; del PRI, Elías Pecina, de Conciencia Popular, Óscar Vera Fábregat y la delegada nacional con funciones de presidenta del PRD, Cristina Gaytán Hernández, para acompañar al candidato de la coalición Sí por San Luis, Octavio Pedroza Gaitán, quien se registrará ante ese organismo como el candidato de los partidos PAN, PRI, PRD y Conciencia Popular.

En el anterior caso, el candidato Octavio Pedroza Gaitán sigue siendo panista, pero los partidos que ahora lo apoyan son partidos que nomás de pronto se convirtieron en camaleones, sobre todo en sus ideologías y olvidaron sus colores originales. Vamos a ver que siendo históricamente adversarios, sobre todo el PRI y el PAN, algo así como el agua y el aceite, ahora son uno mismo y sin olvidar que el PRD, desde su fundación se dedicó a hacerles la vida de cuadros a los priístas en beneficio de los panistas, estos últimos fueron los que ganaron con la llegada de Vicente Fox a la presidencia de la República, al sacar al PRI de Los Pinos por primera vez. Lo malo es que de pronto se les olvidaron sus principios e ideologías, en el afán de combatir al partido en el poder y la llamada 4a. trasformación.

Así conformaron a nivel estatal la coalición Sí por San Luis, integrada por PAN, PRI, PRD y Conciencia Popular, que no tiene tan satisfechos a muchos militantes tanto del PRI como del PAN, porque no comulgan con la idea de unirse a los adversarios y luchar juntos, porque les parece una estrategia equívoca, la encuentran como un contrasentido. Entonces, camuflarse para disimular sus principios e ideologías en que se fundamentan sus partidos y dar ahora la apariencia de que son uno mismo en el fin o propósito, pues es muy difícil de creerlo. El rechazo a esa unión de partidos ha provocado serias consecuencias, como fue la salida de las filas del PAN de Sonia Mendoza Díaz, una de las mujeres más distinguidas del PAN potosino, o del mismo Xavier Nava Palacios, quien mejor optó por salirse del Partido Acción Nacional, correr al lado de Gallardo Cardona y aspirar a la reelección por la presidencia municipal capitalina. Este último político llegó a ser diputado federal por el PRD, luego quiso ser candidato independiente capitalino, pero luego los panistas lo lanzaron como candidato a la presidencia municipal y ganó. Así que ha deambulado entre amarillos, blanquiazules y ahora guindas.

En la contienda interna del PAN para candidato a la gubernatura, Xavier Nava quedó en segundo lugar, ya que le ganó Pedroza Gaitán y mejor optó Nava por cortarse de allí y correr con Gallardo, que de facto es aliado de Morena. El sábado pasado Xavier Nava fue presentado como candidato del Morena a la reelección, presentado por Mario Delgado, presidente de Morena. Nava es el mayor ejemplo de lo que es camuflarse, sin ningún recato político. Pero eso no le quita gran cosa porque tiene sus seguidores, lo que verá reflejado en los votos el 6 de junio próximo.

Donde quiera se cuecen habas, dice por allí un dicho popular, y en política resulta ser lo mismo, donde quiera se dan las cosas. Por ejemplo en Morena, de los múltiples aspirantes a candidato a gobernador, que fueron soslayados por el cambio de política de ese partido a nivel nacional, algunos aspirantes como Adrián Esper Cárdenas se fue al partido Encuentro Social. Otro aspirante, Leonel Serrato Sánchez, va a ser el candidato a la presidencia municipal capitalina por el Partido Verde, sumándose al proyecto de Gallardo, lo anterior a consecuencia del rechazo de Serrato a la imposición de la candidata de Morena, la ex consejera priísta Mónica Liliana Rangel Martínez, asegurando Serrato que hará campaña contra la candidata morenista y señalando a Gallardo como el verdadero candidato de la 4a.Trasformacion. Serrato es otro camaleón, que dice pertenecer a Morena y se cobija con el PVEM para aspirar a la presidencia municipal capitalina, así cambia de opinión, actitud o imagen con facilidad y según le conviene.

Otros aspirantes a la gubernatura son José Luis Romero Calzada, ex diputado local del PRI, ahora lo será por Redes Sociales Progresistas; Francisco Javier Rico Ávalos, por Nueva Alianza, y Arturo Segoviano como candidato independiente.

Hay reacciones a lo anterior, por ejemplo, el presidente de la asociación Potosinos con Valor, Jaime Chalita Zarur, lamentó que los partidos políticos hoy en día no cuenten entre sus perfiles con candidatos ciudadanos, pese a que en un inicio se comprometieron a impulsarlos.

“Hemos perdido candidatos, importantes ciudadanos. Los partidos reciclan candidatos, algunos impresentables, brincan de un lado a otro, con un pragmatismo y donde los ciudadanos somos copartícipes por no buscar el bien común”. Recordó que en los últimos días se han vivido hechos políticos que provocan confusión entre el electorado. “Me parece que estos cambios tan acentuados, de enemigos que se juraron públicamente y en lo privado, guerra acérrima y ahora los vemos asociados, la pregunta es qué tipo de gobierno van a encabezar si es que ganan frente a nosotros los potosinos”, aseveró.

El arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero Romero, ayer declaró al periodista Martín Rodríguez, de Pulso: “El cambiadero de partidos políticos y la aparición de candidatos a cargos de elección popular que competirán el 6 de junio por partidos políticos que no son los inmediatos anteriores, ya se transformó en un escenario político que asemeja un huachicoleo”, y puso en duda que en las próximas elecciones vayan a regir los principios ideológicos de cada partido y consideró que los ciudadanos se expresarán con dureza en las urnas en cuanto se percaten de lo que está sucediendo.

Las maniobras políticas que se han hecho han dividido el ánimo de los morenistas, panistas, priistas, perredistas y ciudadanos en general, de tal forma que el beneficiado de esos enojos es José Ricardo Gallardo, candidato a la gubernatura. Hay que analizar que si el dirigente estatal de Morena no reconoce a Mónica Rangel como candidata de su partido y de allí para abajo, algunos consejeros distritales y presidentes de comités municipales no la reconocen, argumentan que le dan cabida en Morena a políticos que están en contra de Morena y sus principios y que finalmente para ellos son una vergüenza, por no estar vinculados a la 4T, hay que imaginarnos cómo verán los morenistas a Xavier Nava en su partido y a Leonel Serrato en el Partido Verde. ¿Pero, qué necesidad de llegar a estos extremos? Lo malo para los partidos será el voto de castigo que se dará en su contra.

mariaelenayrizararias@gmail.com