Tras 22 años, SLP podrá exportar ganado a Estados Unidos
19 diciembre, 2018
EU no busca ser “policía de Medio Oriente”: Trump
20 diciembre, 2018

Error garrafal de diputados morenistas al no devolver excedentes de aguinaldo

María Elena Yrízar Arias

Durante las campañas políticas los candidatos del partido Morena dijeron y proclamaron a los cuatro vientos que formaban parte del proyecto de regeneración nacional que lleva implícito el nombre de su partido y cuya tesis política es dar lugar a la cuarta regeneración del país. Discurso político que tiene que ver con la propuesta de: “lucha por cambiar el régimen de corrupción, antidemocracia, injusticia e ilegalidad que ha llevado a México a la decadencia actual que se expresa en crisis económica, política, en pérdida de valores, en descomposición social y violencia. Morena plantea que esta degradación no podrá frenarse y superarse, si el pueblo no se organiza para poder decir basta a quienes movidos por la ambición al dinero y al poder, mantienen secuestradas a las instituciones públicas, sin importarles el sufrimiento de la gente y el destino de la nación. Luchamos contra toda forma de corrupción, de utilización del poder público para el enriquecimiento personal y de grupo, contra el tráfico de influencias y el manejo de recursos públicos para beneficio de unos cuantos y en Morena, luchamos por instaurar un verdadero sentido del servicio público. Por la eliminación del dispendio de recursos públicos, de salarios excesivos y derroche de la alta burocracia. El dispendio del gobierno ofende al pueblo”. Estos aspectos los encontramos en: https://lopezobrador.org.mx/programa-del-movimiento-regenaracion-nacional/ en donde se hace referencia a todo el plan, pero aquí solo citamos la parte que tiene que ver con la conducta de los diputados potosinos, el resto está en el referido sitio de internet.

Como los mexicanos encontraron muy congruente el discurso de la oferta de un “cambio verdadero”, bajo ese compromiso los electores expresaron su voto en las urnas el pasado primero de julio, donde ganaron las elecciones los candidatos que ahora son nuestros representantes populares en el gobierno de la República, senadores y diputados locales del Congreso de San Luis Potosí, emanados de Morena.

Los diputados morenistas potosinos debemos reconocerles que se comportaron a la altura de las circunstancias como defensores de los intereses de los ciudadanos, al no permitir el alza del precio de los servicios de agua potable y alcantarillado de los organismos operadoras en el estado. Sobre este punto, escribimos previamente el 6 de diciembre pasado un artículo de opinión: https://lajornadasanluis.com.mx/opinion/punalada-trapera-en-el-congreso-si-se-aprueba-alza-al-agua-del-40/

Cuando los diputados morenistas no permitieron que se diera el alza propuesta de 40% al precio del agua, dieron muestra inequívoca de que eran capaces de desempeñar su trabajo de acuerdo con la promesa del cambio verdadero, lo que a muchos nos llenó de alegría y satisfacción de que fueran congruentes entre sus discursos y actuaciones. Situación que aplaudimos y de continuar así, pues, seguiremos reconociendo lo valiosos que pueden ser, si son congruentes.

Anteayer por la mañana, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa, lo primero que hizo fue decir: Para que no haya dudas, falta de información o distorsiones, les comento que ya recibí el pago de mi primer quincena como presidente, me dieron 76 mil 159.59 pesos, pero esto está definido con la antigua ley, por eso voy a devolver 22 mil 313.29 pesos”, agregó que ya lo devolvió a la tesorería, “de acuerdo al ajuste en el plan de austeridad y de acuerdo con el artículo 127 constitucional, me correspondería 53 mil 846.30 pesos”. Inclusive, enseñó el comprobante de la devolución. Esa actitud del Presidente demuestra su congruencia entre el discurso y la nueva política republicana de cumplir con sus compromisos.

En San Luis Potosí, los diputados de Morena en el Congreso se resisten al cambio que ofrecieron dar, negándose a regresar el excedente del pago por concepto de aguinaldo que les corresponde en su parte proporcional, a tal grado que el dirigente estatal de Morena, Sergio Serrano, les exigió a los diputados que se metan al plan de austeridad republicana, que se está promoviendo en todo el país. En la actual legislatura les corresponde la parte proporcional de 108 días laborados, lo que es igual 78 mil 735.278 pesos. Agregó Serrano que, adicional al monto anterior, reciben 10 días de dieta como prima vacacional, es decir, 38 mil 18 pesos. En total el aguinaldo más la prima vacacional suma para cada legislador una compensación por inicio de legislatura de 116 mil 753.27 pesos. Entonces lo que les están pidiendo es que se regrese el excedente de 38 mil 18 pesos.

Ayer supimos que la diputada Marite Hernández, de Morena, dijo que “por ética debe devolver lo que les corresponde”, pero, si los otros lo hacen. Entonces se infiere por simple lógica, que ella no es capaz de devolver ese dinero por sí misma, por sus convicciones de morenista que se supone que tiene con el programa de austeridad. Entonces, no es cierto que esté a favor de regresar el dinero excedente del aguinaldo.

Sobre este asunto, la Arquidiócesis potosina, por conducto de su vocero, Juan Jesús Priego, habló sobre que si los diputados no regresan la parte excedente de su aguinaldo, causarían “gran desilusión” entre los ciudadanos que dieron su confianza. Recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, entregó la parte extra de su salario asignado para su cargo, “acción que México agradece”. Se votó por la austeridad, como es la reducción de su sueldo. Sobre los diputados potosinos, el vocero dijo que Vveremos si el pueblo es su prioridad. La nota la encuentra en http://pulsoslp.com.mx/2018/12/19/diputados-de-morena-desilusionaran-si-no-devuelven-parte-de-su-aguinaldo-priego/

Si los diputados morenistas no siguen el ejemplo que les puso el Presidente de la Republica de regresar el excedente de dinero, se encontrarían ante una conducta política de un  error garrafal que tendría un gran costo político para su futuro inmediato al no coincidir su actitud con sus supuestos principios políticos y del gran proyecto de nación que propone trasformar la nación. Dicen que el ejemplo arrastra, pero quién sabe si las convicciones de los diputados sean iguales que la muestra que les está dando el Presidente y que sigan su camino.

Diputados morenistas potosinos, ustedes son los primeros actores que deben poner la muestra de congruencia entre lo que dicen y lo que hacen.

Fájense los pantalones, las mujeres, acomódense sus faldas y demuestren de qué están hechos. Si son puros mentirosos o aman el dinero. Diputados, tengan congruencia, para que no vayan a decir que nadie se los dijo. No cometan un error garrafal del cual vayan a arrepentirse y sufrir las consecuencias del desprecio ciudadano.

mariaelenayrizararias@gmail.com